02 de junio de 2018
02.06.2018

La Inmediata busca fondos europeos para presevarla

Los municipios que forman la red de trincheras estudian pedir ser BIC y cómo financiar la conservación del patrimonio

02.06.2018 | 04:15
La Inmediata busca fondos europeos para presevarla
Miembros de la asociación de municipios vinculados a la línea Inmediata, ayer en Rafelbunyol.

La Inmediata vuelve a estar en «primera línea». La Asociación de municipios vinculados a La Inmediata, la línea de defensa de la Guerra Civil conformada por la red de trincheras más cercana a València- y que va desde el Puig hasta Riba-Roja del Túria- se reunió ayer en su tercer encuentro desde su fundación para definir las estrategias que seguirán para captar financiación. El salón de plenos del Ayuntamiento de Rafelbunyol fue el escenario en el que técnicos, arqueólogos y políticos de las localidades que conforman la organización pusieron en común los últimos movimientos para conservar el patrimonio.

Alicia Piquer, concejala de este último consistorio, informó a los miembros de la asociación de la reunión mantenida con el delegado del Consell para la Unión Europea y Relaciones Externas, Joan Calabuig para estudiar las posibilidades de acceder a fondos europeos. «Hemos de interpelar a los grupos políticos europeos y que igual que están recibiendo fondos en Francia y Alemania, para la memoria de la Segunda Guerra Mundial que España también los reciba», añadió el alcalde de Riba-Roja y presidente de la asociación que todavía no tiene fuente de financiación, Robert Raga.

Por otra parte, los miembros de la entidad debatieron las ventajas e inconvenientes de pedir convertirse en Bien de Interés Cultural (BIC) o continuar en la categoría de Bien de Relevancia Local, lo que da más margen de actuación a los ayuntamientos en sus espacios históricos locales. «Siempre preservando un carácter de unión y cooperación», concluyeron.

La asociación que nació formada por Rafelbunyol, El Puig, San Antonio de Benagéber, Nàquera, Bétera, Vilamarxant y Riba-roja de Túria tiene ahora dos nuevos miembros. Moncada, que se unió a la iniciativa en el segundo encuentro y Llíria, que hizo ayer oficial su adhesión al proyecto.
En este sentido, Francisco García, segundo teniente de alcalde de la capital de Camp de Túria explicó a Levante-EMV el por qué de su adhesión al grupo: «Llíria tiene elementos defensivos que han formado parte del sistema de la Guerra Civil Española y queremos adherirnos a la iniciativa para desarrollar un proyecto unitario y homogéneo y dar a conocer esos espacios de guerra que han de significar también espacios de paz de cara al futuro».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook