Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paterna espera finalizar la residencia en diciembre tras ocho años paralizada

La instalación acogerá a 38 personas internas y a 20 en el centro de día

Paterna ultima la residencia de la carretera de Manises

Paterna se ha marcado en rojo para el próximo diciembre, la finalización de las obras de la residencia de la carretera de Manises, poniendo fin a ocho años de paralización del proyecto de atención social.

Los trabajos comenzaron allá por el año 2009. El proyecto, impulsado gracias al Plan E del gobierno de Rodríguez Zapatero, contemplaba la construcción de una residencia y un centro de día para personas con diversidad funcional en unos terrenos ubicados en la conocida como carretera de Manises.

El edificio proyectado se dividía en una una residencia con 36 plazas internas y otras veinte para los usuarios del centro de día. El total de plazas era adecuado para que la dotación fuera viable.

El problema es que con el primer módulo concluido, que daba servicio a una docena de plazas de la residencia y del centro de día, las obras quedaron paralizadas. Además, según apuntan desde Compromís, que actualmente ocupa el área de políticas sociales, ninguna de las dos instalaciones se les dio el uso para el cual se construyeron.

Ocho años después de aquella circustancias, el Ayuntamiento de Paterna, en concreto la tenencia de alcaldía que dirige Juanma Ramón, puso en marcha el proceso administrativo con el objetivo de tratar de finalizar la construcción de la residencia y del centro de día destinado a personas con diversidad funcional.

En este sentido, hace más o menos un año la conselleria de Políticas Inclusivas, la Diputación de València y el propio consistorio alcanzaron un acuerdo para desatascar la situación y planificar la finalización de la construcción de la Residencia con un presupuesto por encima del millón y medio de euros. Actualmente la demanda de plazas para la residencia supera las ochenta en toda la comarca, que deben buscar otras alternativas en otros puntos de la provincia como Xàtiva.

Según explican desde el área de Juanma Ramón la previsión es que la obra concluya en diciembre de este año, tras más de 2.403 jornadas laborales. La nueva instalación contará con 38 plazas de residencia, dos más de las iniciales, así como una veintena para el centro de día. En este sentido, la nueva superficie construida alcanza los 975 metros cuadrados con una planta baja que roza los 500. La instalación contará con once habitaciones dobles y cuatro individuales.

El concejal de Políticas Inclusivas defiende que Los años de «abandono del centro de día han supuesto un esfuerzo económico suplementario para adecuar y mejorar las instalaciones ya construidas. Desde que entramos en el Gobierno del Batà hemos trabajado para recuperar las pifias del anterior gobierno», dice Juanma Ramón.

Compartir el artículo

stats