26 de julio de 2018
26.07.2018
Godella

Un militar fuera de servicio salva a una niña de morir ahogada en una piscina

El soldado observó como la pequeña de tres años se sumergía y se lanzó al agua para rescatarla

26.07.2018 | 11:03
El cabo Mejorada

Quizá la casualidad, tal vez la pericia, posiblemente el deber o una mezcla de las tres, quiso que se evitara la tragedia y que todo quedara en un gran susto, y con una jornada de paella y baño con final feliz.

Todo sucedió el pasado domingo en el centro deportivo y sociocultural militar Reina Sofía, en Godella. Hasta allí se desplazó una familia con sus dos hijos, para disfrutar de un día de verano. El plan: cocinar una paella y darse un chapuzón con el que aliviar las altas temperaturas de julio.
El centro Reina Sofía es un amplio complejo que cuenta con instalaciones como cafetería, gimnasio, sauna, pistas deportivas, piscina, paelleros y zona de picnic. Se trata de un área restringida a la que solo tienen acceso los socios –militares y guardias civiles– y sus familiares o descendientes.

Así, según pudo saber este diario de fuentes solventes, la familia en cuestión se encontraba elaborando la paella en la zona de paelleros. En un momento dado, la madre se percató de que su hija, de tan solo tres años, no estaba junto ellos. La pequeña se separó de sus padres e inició su particular excursión por el complejo militar.

Los padres comenzaron a buscar a la niña. Conforme avanzaba el tiempo y no daban con ella, la angustia era mayor. Finalmente, la madre llegó hasta la piscina del complejo y observó cómo uno de los bañistas y uno de los socorristas estaban practicando técnicas de reanimación a una persona de corta edad. Reconoció su ropa. Era su hija. La niña se había adentrando en la piscina y cayó. Un militar, David Mejorada, cabo del Regimiento de Inteligencia, se encontraba allí disfrutando del día libre cuando vio a la pequeña caer y sumergirse. Rápidamente, se lanzó al agua, la sacó y la reanimó. La menor había tragado agua, pero reaccionó. Ni siquiera fue necesaria la presencia de los servicios de emergencia.

Los padres, todavía con el miedo en el cuerpo, agradecieron al cabo su vital acción. Incluso, el progenitor acudió al día siguiente a su destacamento para mostrar su gratitud. En este sentido, desde la oficina de comunicación del Cuartel Terrestres de Alta Disponibilidad indicaron que se había informado de la acción de David a través de la red interna militar para «resaltar su ejemplar acción».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook