13 de agosto de 2018
13.08.2018
Educación

Xirivella saca a concurso la obra para acabar la 'escoleta'

El proyecto se paralizó primero por falta de pago del Consell, en la etapa del PP, y luego por desistimiento de la empresa

13.08.2018 | 04:15
Escoleta de Xirivella.

El Ayuntamiento de Xirivella, gobernado por PSPV-PSOE, Compromís y Sí Se Puede, ha sacado a concurso las obras que permitirán acabar la «escoleta municipal», una equipación que contará con seis aulas que llevan el aseo incorporado y todas ellas tienen acceso directo al patio exterior. Está previsto también una sala multiusos, un zona de recepción, un patio interior y una zona para el personal. Todo ello hace un total de 572, 25 metros cuadrados de superficie útil.

El presupuesto inicial de la obra fue de 1.012.354 euros y la licitación nueva saldrá por 742.714,33 euros, una vez descontada la obra ya ejecutada, y un plazo de ejecución de seis meses. «Durante los últimos meses el departamento de Urbanismo ha trabajado intensamente en la reformulación del proyecto inicial para garantizar una obra que cumpla con todos los requisitos necesarios para prestar un servicio de calidad», explica Michel Montaner, concejal responsable.

Encarna Martí, concejala de Educación, destaca que este proyecto es un ejemplo más de que la educación es una prioridad para el gobierno de Xirivella: «Ya conseguimos tener aulas de dos años en dos centros ordinarios, el Rei en Jaume y el Vicent Tosca, y ahora tendremos una escoleta infantil que podrá cubrir más necesidades para garantizar la igualdad de oportunidades».

Por su parte, el alcalde, Ricard Barberà, explica: «Es muy triste pasar por el solar y ver, año tras año, el "esqueleto" de la escoleta paralizado. Ahora estamos muy satisfechos de que por fin las obras se puedan reanudar y Xirivella cuente con un servicio público de escoleta infantil que será modélico i que se suma a la apuesta por la educación pública de este equipo de gobierno».

Un proceso accidentado

«Esta obra fue adjudicada por un millón de euros hace años y, debido a la falta de pago del gobierno valenciano, la empresa decidió paralizarla», recuerda el consistorio. «Posteriormente, y después de haber cobrado las certificaciones pertinentes, el ayuntamiento requirió el reinicio de las obras, pero la empresa solicitó la resolución del contrato. A partir de ese momento, el anterior equipo de gobierno y empresa entraron en un litigio que acabó dando la razón a la administración local en 2016».

Una vez libre la vía judicial, el Ayuntamiento de Xirivella recabó el informe preceptivo y favorable del Consell Jurídic Consultiu y elaboró los informes necesarios para reformular el proyecto inicial i para la rescisión del contrato que permitiera la nueva adjudicación de las obras y la finalización de las mismas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine