18 de septiembre de 2018
18.09.2018
Entidades

Amics de les Sitges cree que era predecible

La asociación pidió hace unos días a Ribó su respaldo para preservar el conjunto

18.09.2018 | 12:31
Reunión de Amics de les Sitges con Joan Ribó.

La asociación Amics de les Sitges de Burjassot ha lamentado el derribo del muro del monumento aunque sus dirigentes consideran que era predecible, teniendo en cuenta el estado en el que se encuentra el conjunto. "Era una catástrofe anunciada. Sólo hacía falta que lloviera fuerte para que nuestros avisos se hicieran realidad y anoche llovió fuerte. Está claro que en este momento todos tendrán que correr (en referencias a las Administraciones públicas) y ya veremos qué excusas ponen para no haber actuado antes", opinan.

De hecho, hace apenas unos días la directiva de la asociación Amics de les Sitges de Burjassot con su presidente, Agustín López, al frente se reunió en el Ayuntamiento de València, con el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, con el fin de darle a conocer los objetivos de la entidad cultural y recabar el apoyo del "Cap i Casal" –propietario del monumento de los Silos– para recuperar y poner en valor el conjunto arquitectónico. La entrevista, que duró aproximadamente una hora en un clima de cordialidad, también contó con la presencia del concejal de Turismo de Burjassot, Roc Senent.

Amics de les Sitges expuso sus reivindicaciones –aprobadas por unanimidad en el pleno municipal de Burjassot de mayo– que se concretan en acometer cuanto antes "las obras de consolidación de los Silos más urgentes" –estos días la corporación burjasotense está procediendo a la mejora del enlosado lateral de la explanada del monumento–, en elaborar un plan director que contemple "la rehabilitación integral del conjunto" y en modificar "el acuerdo de cesión" de los Silos a Burjassot. Este pasaría a tener una duración de 50 años, lo que permitiría a su ayuntamiento optar a una serie de subvenciones, "imprescindibles para llevar a cabo unas reformas que se prevén largas y complejas, dada la magnitud del conjunto, con una superficie de 5.220 metros cuadrados, y el deficiente estado de conservación actual".

Por su parte, en cuanto al acuerdo de cesión para uso y mantenimiento de los Silos firmado en 1975, el alcalde Ribó manifestó que el Ayuntamiento de València "no tiene inconveniente en modificarlo", subrayaron desde Amics de les Sitges. Asimismo la entidad burjasotense le comunicó a Ribó que, tras la rehabilitación y consolidación del conjunto monumental, Burjassot apuesta por "su utilización como contenedor cultural que incluya un museo dedicado al comercio del trigo y otros cereales entre los países del Mediterráneo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook