04 de enero de 2019
04.01.2019

L'Horta se enchufa a los coches eléctricos

Una docena de municipios comprarán vehículos e instalarán puntos de recarga gracias a los 207.000 euros procedentes de la Diputació de València - Las ayudas van desde los 20.000 euros de Albal, Massanassa o Bonrepòs a los 6.000 de Picanya

04.01.2019 | 04:15
Catarroja adquiere su primer coche eléctrico para uso municipal.

Convertirse en un municipio sostenible es una de las prioridades de muchos ayuntamientos de la comarca de cara a este 2019 que acaba de comenzar. En la consecución de ese objetivo cobra vital importancia el transporte. Sustituir los vehículos que usan combustibles contaminantes por otros que utilizan energía eléctrica es una apuesta de la Diputación de València que, dentro del Pacte de les Alcaldies pel Clima i la Energia, acaba de conceder subvenciones a los ayuntamientos para la adquisición de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga. La sustitución de un turismo o una furgoneta ligera por un modelo eléctrico permite reducir un 43,6 % las emisiones de CO2 vertidas a la atmósfera, según recalca la corporación provincial, por ello ha presupuestado una partida total de 750.000 euros para fomentar esta actividad entre los municipios. De ese montante global, un 27%, en concreto 207.000 euros, van a parar a doce municipios de la comarca de l'Horta.
La ayuda máxima otorgada es de 20.000 euros. Es el caso de Bonrepòs i Mirambell, Albal, Massanassa, Alaquàs y Torrent. Albalat dels Sorells, Meliana y Quart de Poblet han obtenido una subvención de 18.000 euros, Beniparrell de 17.000 €, Godella y Paterna de 15.000 € y cierra la lista de los «subvencionados» Picanya, con 6.000 euros.

Con esta subvención, los ayuntamientos beneficiados podrán adquirir turismos o pequeños vehículos comerciales, así como furgonetas de hasta 3.500 kilos de masa máxima. También permite la convocatoria la compra de ciclomotores, motocicletas, bicicletas e incluso patinetes eléctricos. Los vehículos serán de titularidad municipal (en el caso de los ayuntamientos) y pasarán a formar parte del inventario de los consistorios, según recalca la convocatoria de ayudas de la corporación provincial, que también establece que los vehículos subvencionables tendrán que ser eléctricos nuevos y comprados después del 1 de enero de 2018.

Respecto a la instalación de puntos de recarga, la bases del programa fijaban que tendrán que ser obligatoriamente públicos y de uso exclusivo para la carga de vehículos eléctricos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook