Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

L'Horta Sud

Vino de Torrent en las copas reales del XVIII

La capital de l'Horta Sud logró una afamada producción vinícola entre el 1700 y el 1900 - El declive llegó tras la guerra civil y el auge del naranjo

Vino de Torrent en las copas reales del XVIII

Vino de Torrent en las copas reales del XVIII

La historia de los pueblos, alguna ya gran ciudad, esconden historias, tradiciones o producciones que ahora cuesta de creer. Torrent, por ejemplo, fue en los siglos XVIII y XIX una potencia vinícola a la altura de caldos de renombre, exportando sus vinos a las mejores mesas de Castilla y la burguesía europea.

La tradición vinícola de Torrent la expuso el viernes Boro Císcar, investigador y edil del PP, durante una conferencia en la Asociación de Vecinos del Vedat. Así, apunta que ya en época romana hay indicios del cultivo de la vid, como acreditan las 23 ánforas halladas 1986 en l'Alqueria del Alter durante unas excavaciones.

Císcar sostiene que con los nuevos pobladores cristianos (s XIII), se inicia la relación de Torrent con el vino. De hecha ya viene reflejado en la carta de población que otorgan los Caballeros Hospitalarios a los nuevos pobladores de Torrent el 28 de noviembre de 1248. Durante el siglo XV la viña es el principal cultivo en la villa, ganando terreno y empezando a lograr cierto renombre, a la altura de producciones del Campo de Alicante, el Baix Maestrat o Sagunt, sobre todo a partir del XVI, donde en su último el 50% de cultivo estaba dedicado a la viña.

Con el cambio de siglo y el declive de los caldos de Murviedro, Torrent inicia la comercialización de su vino colocándolo en las tierras de Castilla, aprovechando las nuevas rutas comerciales y la cercanía al importante mercado de Valencia. La fama vinícola se aprecia en numerosas referencias literarias de la época, en obras de Gaspar Escolano, Jacinto Alonso Malvenda, Alonso Jerónimo de Salas Barbadillo, Luís Quiñones de Benavente o el propio Cervantes, donde en la comedia «La Entretenida», aparece el personaje «Torrente», acompañado de otro afamado vino representado por el personaje de Ocaña.

El siglo XVIII abre un nuevo mercado con la producción de aguardiente, que llega a convertirse en la principal actividad industrial. Además, la crisis del sector que afectó a Francia trajo hasta Torrent a industriales del ramo como Joséph Santet (Mompeller). Ya en el XIX, la fama del vino de Torrent cruza las fronteras nacionales haciéndose eco publicaciones extranjeras, ya que hasta 1864, fecha en que se recuperaron los viñedos franceses e italianos, supuso una verdadera edad de oro de los viñedos locales.

En 1877 la enfermedad de la filoxera, introducida en Europa junto a vides resistentes al oidium importadas de Estados Unidos, se extiende por toda Francia destrozando sus viñedos. La plaga alcanzó a Torrent en octubre de 1908, aunque siguió su cultivo con la replantación de pies americanos inmunes. Pero a mediados del XX, los viñedos inician un declive sin retorno al sustituirse por el naranjo, más rentable económicamente y sin un proceso de transformación y elaboración tan sofisticado. Las 40354 hanegadas de viñas de principios de siglo, se redujeron a apenas 10000 en los años 70. El 1995 apenas se contabilizaban 392, mientras que en la actualidad no existen terrenos de vid.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats