30 de enero de 2019
30.01.2019
Solidaridad

Godella recoge nueve toneladas de ropa usada en el contenedor de Cáritas

El proyecto Arropa Valencia, de Cáritas diocesana de Valencia, ha finalizado el ejercicio de 2018 con la recogida de 3.140 toneladas de ropa usada en los 445 contenedores repartidos entre las 118 poblaciones

30.01.2019 | 20:02
Uno de los contenedores.

El proyecto Arropa Valencia, de Cáritas diocesana de Valencia, ha finalizado el ejercicio de 2018 con la recogida de 3.140 toneladas de ropa usada en los 445 contenedores repartidos entre las 118 poblaciones en que está presente este programa en la provincia de Valencia y norte de Alicante. De este total, 8.923 kilos de ropa pertenecen al contenedor de la calle Abadía de Godella.

Unos datos que confirman el crecimiento del 18% en los últimos cinco años. «Llegar a estas cifras no hubiera sido posible sin el gran respaldo que recibimos por parte de la ciudadanía, que reconoce implícitamente la tarea que Cáritas realiza ayudando a los más necesidades», aseguran fuentes de la institución.

También en Godella la respuesta ciudadana ha sido destacada. «Como cada año, las vecinas y vecinos del municipio se involucran enormemente en proyectos solidarios, y este es un ejemplo más de la gran sensibilidad social que hay en este pueblo», ha destacado la alcaldesa, Eva Sanchis.

La recogida, selección y venta de esta ropa, junto a la de otras diócesis, ha permitido dar trabajo en Valencia, en 2018, a cincuenta seis operarios del colectivo "personas en riesgo de exclusión social", entre las empresas Arropa Valencia y Koopera Mediterráneo.

De manera adicional al programa de recogida de ropa, Cáritas España sacó el pasado mes de abril lo programa Moda RE, como una apuesta por la integración social, la economía circular y la sostenibilidad medioambiental. Este programa tiene como objetivos generar ocupación social en el territorio, dignificar la entrega de ropa, mejorar los ratios de reutilización de la ropa y el reciclaje textil, impulsar la participación social, vender ropa de segunda mano a buen precio, controlar el destino ético de las piezas y cuidar el medio ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook