23 de mayo de 2019
23.05.2019
Sentencia

Alfafar no tendrá que pagar al arquitecto del Auditorio

El TSJ falla a en contra de Fran Silvestre Navarro Arquitectos que reclamaba al consistorio 450.000€ por paralizar la construcción del centro

23.05.2019 | 19:51

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha fallado a favor de l'Ajuntament d'Alfafar en el recurso de apelación interpuesto por Fran Silvestre Navarro Arquitectos por el que el despacho de arquitectos de Valencia solicitaba más de 450.000 euros al consistorio por el proyecto de Centro de Arte y Auditorio de Alfafar que no se llevó a cabo.

Como se ha hecho público, además de desestimar el recurso y eximir al Ayuntamiento de Alfafar del pago de cerca de medio millón de euros que se le solicitaba, la sentencia, de la que se dio cuenta a la junta de gobierno del consistorio en su sesión del miércoles, obliga a Fran Silvestre Navarro Arquitectos a hacerse cargo de las costas procesales.

El Tribunal no solo ha fallado a favor del consistorio en el recurso, sino que además confirma los Decretos de Alcaldía de los años 2014 y 2015 en los que el ajuntamiento no accedía al pago solicitado por la empresa por un proyecto, el del Auditorio Municipal, que finalmente no se ejecutó.

Así, la sentencia del TSJCV ha dado la razón al consistorio que a lo largo de todo el proceso judicial ha defendido que únicamente se contrató la redacción del proyecto básico y el proyecto de ejecución en su primera fase, por lo que la cifra reclamada por el despacho de arquitectos era desmedida, ya que no se contrató la fase 2 de ejecución ni la posterior dirección de obra.
El Centro de Arte y Auditorio de Alfafar Edgar Neville fue ideado por el anterior gobierno socialista de Emilio Muñoz pero finalmente no se llevó a cabo por su elevado coste, más de 20 millones de euros con la llegada al gobierno del Partido Popular, con Juan Ramón Adsuara al frente.

Antes de llevar a este caso al juzgado en mayo de 2016 , Silvestre presentó tes escritos en el ayuntamiento el 23 de diciembre de 2013, el 17 de octubre de 20014 y el 30 de octubre de 2014, donde pedía que se completen los honorarios y además una indemnización por trabajos pendientes de ejecución.
Concretamente solicitaba al consistorio 322.059 euros por la redacción del proyecto básico, fijado según él en 706.896 euros de los cuales había cobrado 384.873 euros, así como 94.540 euros por la redacción del proyecto de ejecución, fijado según él en 294.000 euros de los cuales ha cobrado 200.000 euros. A lo que añadía interes de demora. Un pago que el juez considera que no debe cobrar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook