Alfafar, uno de los bastiones populares en la comarca de l'Horta Sud no solo se ha mantenido sino que se ha ratificado como la principal alternativa de gobierno al subir de 10 a 11 concejales, sin la necesidad de tener el apoyo de Cs como pasaba en la anterior legislatura para sacar adelante sus decisiones de gobierno.

Una mayoría absoluta que ensalzan aún más la figura de Juan Ramón Adsuara, al que muchos situaban com presidente de la Diputación antes de conocer los resultados electorales. Él, prefiere centrarse en su pueblo, Alfafar. "Por mi parte quiero dar las gracias a todos los vecinos y vecinas de Alfafar, por la confianza que han vuelto a depositar en este equipo que sitúa en el centro de su gestión a las personas. Durante 8 años hemos hecho de las políticas sociales nuestra bandera, y lo seguiremos haciendo durante los próximos 4 años", confiesa.

El actual alcalde prácticamente contará con el mismo equipo de trabajo, "al que quiero agradecer que me haya acompañado en este tiempo y sobre todo que se haya dejado la piel para crear el Alfafar del que todos nos sentimos orgullosos".

Adsuara ha sabido frenar el ascenso del PSPV, que ha pasado de tener 6 a 8 concejales, y ha sumado el concejal que tenía Cs. El popular tiene claro que quiere gobernar para todos, tanto a los que le hayan votado como a los que no. "Tengo muchas ganas e ilusión por seguir trabajando para todos, en este modelo de ciudad que antepone las personas a las ideologías".

Considera, que ha sido la gestión personal, tanto suya como la de su trabajo, más allá de las siglas, la que le han llevado a obtener este apoyo absoluto en las urnas. "Estos resultados demuestran que hacer las cosas de forma diferente ayuda a cosechar buenos resultados, porque la gente ve que es otro tipo de política la que se debe hacer desde el municipalismo", sentencia.