30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balance

El PSOE saca pecho; el PP hace autocrítica

Los socialistas resaltan que la gente ha premiado su forma de gestionar y los populares inciden en la división de la derecha

Los socialistas de Quart de Poblet celebraron una nueva mayoría absoluta con un selfie.

Los socialistas de Quart de Poblet celebraron una nueva mayoría absoluta con un selfie. l-emv

Días después de la jornada electoral que devolvió al PSPV la hegemonía en l'Horta, las distintas fuerzas políticas hacen los primeros balances de los resultados. Frente a la euforia socialista, los populares analizan sus malos resultados y Compromís y Cs reconocen que no ha cumplido las expectativas que tenían.

En l'Horta Sud, el secretario general del PSPV, Andrés Campos, califica de «espectaculares» los resultados, no solo porque las mayorías históricas se han consolidado o ampliado, sino por la subida en otros municipios. En este sentido, pone como ejemplo Sedaví o Xirivella. También destaca la «sorpresa» de Guillermo Luján en Aldaia, la mayoría absoluta de Alaquàs, con un candidato nuevo como era Toni Saura, y la de Silla, donde Vicent Zaragozà ha logrado también dominar en el pleno. «La ciudadanía ha premiado las políticas de progreso y nuestra forma de gestionar», valora.

Su homólogo de l'Horta Nord, Juan Carlos Fulgencio (también delegado del Gobierno) hace un balance muy positivo. «El PSOE ha obtenido un respaldo mayoritario, que se traduce en pasar de 91 concejales y concejalas en 2015, a 132 mujeres». Para Fulgencio, mejorar en 41 ediles «supone un respaldo a la labor realizada por los grupos socialistas en cada uno de los ayuntamientos». «Nos comprometemos a ser gobierno para todos, tanto en donde las urnas nos dieron la mayoría, como en los municipios en que debamos apoyarnos para la acción de gobierno. En aquellos pocos donde nuestro papel sea el de posición, será leal con aquellos ciudadanos que respaldaron unas siglas de progreso, honradez y justicia social», concluye.

Una noche «agridulce»

Por su parte, desde Compromís de l'Horta Sud, Pau Alabajos explicaba que la noche electoral resultó «agridulce» pues se consolidaron algunos gobiernos que había liderado la coalición en la comarca como Paiporta, Catarroja, o Manises pero en otros «el PSOE nos pasó por delante». Para Alabajos, «hay que aprender de los errores que hemos tenido y mirar hacia delante». Lo que está claro, tal como apunta el secretario comarcal es que «Compromís se ha convertido en una fuerza decisiva en los gobiernos locales». En l'Horta Nord, portavoz de la formación valencianista, Vicent Grande, decía que estaban «medianamente contentos» pues habían perdido concejales en el cómputo total pero todavía lideraban el «tridente» de Foios, Meliana y Albalat dels Sorells. «Seguimos condicionando mucho las alcaldías aunque los resultados son regulares». Para Grande, Paterna y Alboraia (han perdido tres concejales en cada pueblo) «ha sido un palo grande». Con todo, el secretario comarcal de l'Horta Nord recalca que el objetivo sigue siendo «facilitar gobiernos de izquierda y de progreso, cuantos más haya mejor».

El PP ha seguido en la tónica de caída libre que inició hace cuatro años. Ha perdido unos cien mil votos desde 2011. Reme Avia, presidenta popular en l'Horta Sud, atribuye la sangría «a la división del centro derecha en los últimos años». Pese a la derrota, Avia destaca la consolidación de las alcaldías de Llocnou, Alfafar y Massanassa, en manos del PP, y los «buenos resultados en Paiporta, Torrent y Alcàsser». Ahora, la presidenta comarcal popular apuesta por «aprender, valorar, hacer autocrítica de lo que no se ha hecho bien para mejorar y seguir trabajando porque representamos unos valores que hay que defender con una oposición constructiva para mejorar los municipios».

En términos similares se basa el análisis que hace Miguel Bailach de los resultados del PP en l'Hort Nord. El presidente comarcal admite que los números «no han sido los esperados», aunque incide en que se ha mantenido Emperador, y «hay posibilidades de gobernar municipios como Puçol o Rocafort». Bailach también atribuye la caída popular a la división del voto del centro derecha, pero resalta que «hemos evitado el sorpaso y nos mantenemos como la primera alternativa de gobiarno a la izquierda».

Desde Ciudadanos se hace autocrítica pese a la subida de 45 a 64 concejales. Daniel Bellod, secretario de organización de Valencia Norte, considera «destacada la mejoría obtenida en pueblos clave como Alboraia y Moncada. En general, hemos crecido pero es cierto que esperábamos mejores resultados», reconoce.

En este sentido, apunta a grandes ciudades como Paterna y Torrent. En la capital de l'Horta Nord han perdido un concejal de los cuatro que logró en 2015, mientras que en el pleno torrentino mantienen los dos ediles. «Había grandes expectativas, y tal vez, más que error nuestro, ha sido acierto del PSOE en un su campaña», justifica Bellod, para añadir que en Paterna «han bajado todos los partidos, excepto el PSOE».

El dirigente no esconde que la marca Cs «está fuerte» y que «ha funcionado a nivel estatal, autonómico y europeo», pero eso no se ha trasladado en las municipales. «Ahora tenemos que estudiar por qué los resultados de las locales están por detrás de los otros», anuncia.

Compartir el artículo

stats