30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Burjassot

La oposición de Burjassot valora la derrota tras perder 5 ediles

El PP lamenta que pierde un edil pero celebra que continúa como líder de la oposición. -EU pierde su representación y Vox debuta. -Compromís pierde dos de los cuatro escaños con los que contaba

La oposición de Burjassot valora la derrota tras perder 5 ediles

La oposición de Burjassot valora la derrota tras perder 5 ediles

La victoria por mayoría absoluta del PSOE de Burjassot, con Rafa García al frente, conseguida en la estas pasadas elecciones municipales ha deparado una escena política y una relaciones de poder muy diferentes a las consolidadas en la última década. El Partido Socialista -con 12 escaños de los 21 que conforman el pleno municipal- podrá gobernar en solitario sin la necesidad de pactar con otros grupos del ayuntamiento.

En la anterior legislatura (2015-2019), con ocho representantes, lo hizo con Compromís, que tenía cuatro, reeditando así un "pacto para un gobierno de progreso" acordado en la legislatura de 2011-2015 para evitar que el PP, con su mayoría simple de 10 escaños, ocupara la Alcaldía. Ocho ediles del PSOE, dos de Compromís y uno de EU lo lograron, pero ciertamente a un precio muy alto para los socialistas: Compromís, con Jordi Sebastià a la cabeza, ostentó la vara de mando durante tres años, mientras que el socialista Rafa García presidió como alcalde en el último año de mandato, que además se saldó con la salida de EU del equipo de gobierno.

Esta situación nada tiene que ver con la legislatura que está a punto de ponerse en marcha. Entre el partido más votado -PSOE con doce ediles- y el segundo -PP con tres- hay una diferencia de nueve. Además Compromís -con dos- ha perdido el 50% de su representación e incluso ha quedado en porcentaje de votos por debajo de Cs, que con sus dos concejales se convierte en la tercera fuerza del pleno municipal. Otra de las novedades del presente mapa político la constituye la pérdida de representación de EU y el debut de Vox. Levante-EMV ha realizado, entrevistando a diversos representantes de los partidos, un sondeo de valoraciones sobre la nueva coyuntura política.

Desde Compromís, tras perder dos de los cuatro escaños del pleno municipal, consideran que "hace falta reflexionar y analizar de manera crítica los motivos para intentar mejorar la representación en el futuro". Desde la formación valencianista entienden que "el hecho de haber formado parte del gobierno local con los socialistas puede haber pasado factura" en el sentido de que su gestión "se ha diluido". Ahora, durante estos próximos cuatro años, el partido está dispuesto a "mantener una oposición responsable y fuerte en el ayuntamiento" y "trabajar incansablemente por un Burjassot progresista, igualitario y sostenible".

Por su parte, Esquerra Unida (EU) pierde su representación en el pleno después de tenerla durante todas las legislaturas -si bien con otras siglas, como las del Partido Comunista- desde la transición democrática. Desde EU lamentan que su apuesta por un "Burjassot de izquierdas, feminista y ecologista" no estará en el ayuntamiento y, en cambio, podría darse una situación de "barra libre para quienes apuestan por hacer de la institución pública su cortijo". La coalición de izquierdas también califica de "lamentable" la "entrada de la ultraderecha" -en alusión a Vox- en el pleno. "Haremos la autocrítica que sea necesaria y nos reorganizaremos con más ilusión y fuerza que nunca, porque todo está por conquistar", concluyen desde EU.

Ciudadanos (Cs), como en la anterior legislatura, vendrá representado por dos concejales. En primer lugar, la formación naranja quiso felicitar al PSOE por su victoria y mayoría absoluta con la esperanza de que "la utilice para sacar a Burjassot de la situación en que se encuentra, tanto de suciedad como de deterioro y falta de inversiones tan necesarias". Desde Cs se ofrecen a apoyar el gobierno municipal "siempre que sea para mejorar el pueblo". Asimismo Cs destacó la "preocupante" baja participación en las elecciones -"cuatro de cada 10 vecinos no votaron"- y esta circunstancia, "por mucho que nuestro proyecto siga creciendo y consolidándose, no nos satisface".

Desde Totes Podem -confluencia de Totes amb Burjassot y Podemos- valoran "positivo" el hecho de conseguir un escaño "a escasos votos de obtener otro más". Sin embargo, piensan que "el esfuerzo realizado durante esta legislatura se ha visto lastrado por el contexto general, en el cual el PSOE de Pedro Sánchez ha crecido al tiempo que Podemos y las confluencias han perdido apoyo popular". Además la agrupación asamblearia valora "negativo" que el PSOE de Rafa García haya obtenido la mayoría absoluta, ya que "eso dificultará más si cabe la labor de control y fiscalización desde la oposición". Asimismo, junto con la baja participación en la cita electoral, Totes Podem considera "una mala noticia que Vox haya conseguido un escaño", de manera que "ahora la extrema derecha tiene voz en el ayuntamiento, mientras que una fuerza histórica como EU ha perdido sus dos escaños". "Esto nos obliga a hacer una profunda reflexión, replantear estrategias y enviar una fuerte señal a todas las candidaturas", añaden desde Totes Podem.

Finalmente, el Partido Popular (PP), a pesar de haber perdido "por tan solo nueve votos" uno de sus cuatro representantes respecto de la anterior legislatura, continúa siendo el segundo grupo político más votado en el municipio. Desde el PP destacan que "los resultados de las elecciones no han sido los deseados"; no obstante "seguimos liderando la oposición evitando el 'sorpasso' que Ciudadanos ha dado en otros lugares". Asimismo el Grupo Popular marca como reseñable "la baja participación que ha habido en estos comicios, casi 20 puntos menos que hace un mes". Desde el PP mantienen el compromiso de "ejercer una oposición responsable pensando únicamente en el bienestar de los burjasotenses".

Compartir el artículo

stats