06 de junio de 2019
06.06.2019
Proyecto

Quart de Poblet es elegido para ser piloto de un proyecto contra las fugas de agua

Se trata de una innovadora tecnología para la detección temprana de averías en la red hidráulica

06.06.2019 | 14:01
Quart de Poblet es elegido para ser piloto de un proyecto contra las fugas de agua

El Ayuntamiento de Quart de Poblet acogerá el piloto del proyecto Fuga-0, un avanzado procedimiento que permite la detección y localización temprana de fugas de agua en redes de abastecimiento. Gracias al uso de una serie de microsectores virtuales de la red y del seguimiento de los valores hidráulicos a través de caudalímetros, el sistema permite detectar cualquier anomalía en el flujo del agua y localizarla geográficamente.

Se trata de una iniciativa de I+D+I financiada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que está desarrollando Global Omnium desde junio de 2017.

El primer teniente de alcalde y concejal de Sostenibilidad, Juan Medina, ha asegurado que "formar parte de este proyecto nos va a permitir seguir creciendo como una ciudad inteligente y sostenible, ya que vamos a poder evitar el derroche de agua por culpa de averías. Además, estamos hablando hasta de la detección de pequeñas fugas y todo ello sin afectar a la calidad del agua en la red".

El lugar escogido para esta prueba piloto ha sido el sector del polideportivo municipal, en el que se han escogido estratégicamente tres ubicaciones para colocar los caudalímetros que medirán el nivel del paso del agua. Dichos caudalímetros no afectarán a la capacidad de transporte del agua en la red ya que se colocarán en "by-pass". En concreto, los puntos son calle Jesús Morante y Borrás con avenida Ramón y Cajal; avenida Antic Regne de València, 26 y calle Joanot Martorell con Azorín.

Se trata de un punto idóneo ya que la práctica totalidad de abonados disponen de telelectura y, además, el sector presenta un buen rendimiento hidráulico por lo que no se esperan anomalías que pudieran distorsionar los resultados de las pruebas de campo. Los avances tecnológicos con los que está dotado el servicio permiten ya minimizar las fugas, el objetivo ahora es llegar a la Fuga-0.

De esta manera, con una experiencia sobre una red piloto real va a permitir validar el procedimiento llevado a cabo, apoyándose en la instrumentación en campo y en el uso de diferentes modelos, tanto hidráulicos como de inteligencia artificial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook