27 de junio de 2019
27.06.2019
Enfrentamiento

El PP acusa al alcalde de Silla de cerrar el comedor social Santa Ángela

Zaragozà asegura que la entidad privada ha rechazado la subvención anual "hasta en 4 ocasiones"

27.06.2019 | 15:17

El Partido Popular de Silla considera que la actitud de dejación del alcalde socialista de la localidad, Vicente Zaragozá, ha supuesto el cierre del comedor social de Santa Ángela, por la falta de ayudas municipales «pese a que presta una labor imprescindible de atención a las personas más desfavorecidas».

El portavoz del PP de Silla, Nacho Ventura, ha recordado qu, hasta 2015, que gobernaba su grupo, «esta institución vinculada a la Iglesia tenía ayudas municipales que completaban las que llegaban de manos privadas pero que nada más gobernar el PSPV en la pasada legislatura se practicaron una serie de recortes sin justificación».

Según los populares, la merma de las ayudas del Ayuntamiento de Silla ha ido a más hasta el punto que ahora mismo ya no hacen llegar cantidad alguna al comedor social de Santa Ángela lo que ha provocado su cierre.

Esta acusación ha sorprendido al alcalde Vicente Zaragozà quien afirma que el ayuntamiento le ha concedido desde 2015 «una subvención anual de 3.600 euros, como a otras tantas entidades privadas, que la directora del comedor social ha rechazado hasta en cuatro ocasiones».

«El ayuntamiento posee sus propios servicios sociales para atender a las personas más necesitadas así como una tarjeta monedero que les permite comprar en las tiendas Consum, ya que queremos terminar con la caridad y recuperar la dignidad de las personas», añade el mandatario.
Zaragozá recuerda que este comedor ahora privado se creó en 2007 bajo la iglesia del parque de Sant Roc «gracias al dinero del ayuntamiento gobernado por el entonces alcalde socialista Francesc Baixauli y con una ayuda de Diputación». «Pero fue la directora del centro quien decidió trasladar este comedor a un local en la calle València», añade.

El alcalde socialista de Silla insiste en que tres días antes de su toma de posesión, el anterior mandatario popular firmó un convenio anual de 9.600 euros por tres años, una cifra que considera «elevada» para ser una entidad privada y el ayuntamiento disponer de sus servicios sociales y del comedor de Cáritas «que sí lleva un control del ayuntamiento». Asimismo Zaragozà afirma que «aún tiene disponible la sede de antiguo comedor social enla Iglesia Sant Roque que puede utilizar para seguir dando servicio, con sus pertinentes controles municipales».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook