22 de julio de 2019
22.07.2019
Violencia machista

Un agente fuera de servicio evita 'in extremis' que un hombre dispare a su mujer

El policía forcejeó con el agresor, que tenía la escopeta cargada

22.07.2019 | 14:22
Un agente fuera de servicio evita 'in extremis' que un hombre dispare a su mujer

Un policía nacional, destinado en València y que se encontraba fuera de servicio, ha evitado que una mujer fuera asesinada por su pareja en la localidad valenciana de Picassent cuando el hombre ya disponía de una escopeta cargada.

Según informan fuentes policiales, el policía observó en el portal de un edificio de la localidad a una mujer llorando y gritando: "¡Me quieren matar!", a la vez que forcejeaba con un hombre, agarrando ambos una escopeta, cada uno por un extremo.

El agente, que estaba fuera de servicio, corrió al portal del edificio y se identificó como policía nacional para evitar una posible agresión.

Según las mismas fuentes, el hombre y la mujer eran pareja y el hombre quería agredirla "amenazando a la mujer de muerte con la escopeta que llevaba", la cual se encontraba con munición.

La rápida intervención del policía nacional posibilitó la detención del presunto autor de los hechos por un delito de malos tratos en el ámbito familiar, así como la protección de la víctima.

Por otra parte, la Policía Local de València ha informado de que el pasado viernes agentes de la Unidad de Convivencia y Seguridad (UCOS) detuvieron a un hombre de 45 años por besar presuntamente a una chica de 25 sin su consentimiento.

Los hechos tuvieron lugar a las cuatro de la mañana del pasado viernes en la Malvarrosa cuando la patrulla fue requerida por un vigilante de seguridad de un local de ocio porque, al parecer, una joven había acudido a los servicios de seguridad denunciando que un hombre le había agarrado y besado en la boca sin su permiso.

Cuando los agentes llegaron al lugar, el presunto autor de los hechos se encontraba retenido por el vigilante.

La patrulla se entrevistó con la víctima, que les manifestó cómo al salir del local para hacer una llamada un hombre le había agarrado y besado en contra de su voluntad.

Unos agentes se llevaron al sospechoso para ponerlo a disposición judicial, mientras que otros se quedaron con la joven hasta la llegada de su pareja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook