Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obituario

Vicent Pastor: "Un home bo"

Aquí y ahora, no tengo palabras, solo recuerdos y mucha tristeza

Vicent Pastor: "Un home bo"

Vicent Pastor: "Un home bo"

Ayer fue un día triste, muy triste. Un día de esos que recibimos un WhatsApp que nunca deberíamos leer, y atendemos una llamada que nunca deberíamos recibir. Aquí y ahora, no tengo palabras, solo recuerdos y mucha tristeza.

Ayer nos dejó Vicent Pastor, exalcalde de Massanassa y exconcejal de Urbanismo de la corporación municipal, pero sobre todo un buen amigo, y todo un referente tanto a nivel personal como político. Y nos ha dejado como él hacía todo: sin hacer ruido, sin estridencias ni llamar la atención. Simplemente con una sonrisa, pero dejando una enorme huella imborrable en todos nuestros corazones.

Hoy despedimos a más que un amigo, más que un compañero de partido y mucho más que un exalcalde de un municipio de nuestra comarca. En definitiva, hoy despedimos a todo un símbolo y ejemplo para todos los populares de l'Horta Sud.

Vicent ha sido y es todo un ejemplo para mí y para tantos concejales y concejalas de la comarca, a los que nos enseñó a anteponer los intereses de nuestros vecinos y nuestro municipio por encima de los personales y los del partido, tal y como él mismo hizo durante todo el tiempo que estuvo al frente del Ayuntamiento de Massanasa.

Vicent se convirtió en uno de los primeros alcaldes del Partido Popular en l'Horta Sud, siendo, de este modo, todo un ejemplo a seguir para todos los portavoces que nos encontrábamos en esos momentos la oposición. Este trabajador incansable y político curtido en mil batallas, supo como nadie contagiar a todos los compañeros de partido, tanto de su pueblo como de la comarca, la ilusión, el trabajo y la dedicación a sus conciudadanos.

Amigo de sus amigos, no hacia falta compartir su ideario político para poder encontrar en Vicent un compañero entrañable, cercano, noble, honesto, de exquisita educación y enorme talante conciliador. Calificativos que son siempre deseables, en general, pero sobre todo en la vida política.

Vicent no era de WhatsApp ni de redes sociales, era más de una llamada de teléfono o de atenderte en su despacho de la Alcaldía, donde siempre encontrabas la puerta abierta. Te recibía para escuchar y ofrecer buenos consejos, pues sabía cómo hacer equipo y, en los asuntos más delicados, había que estar atento a su opinión, ya que siempre acostumbraba a ser la más razonable y acertada.

En definitiva: "Un home bo".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats