16 de agosto de 2019
16.08.2019
Paterna

Cuatro policías con intercomunicadores vigilarán la Cordà desde dentro

El Ayuntamiento de Paterna aplica un nuevo dispositivo de seguridad para el espectáculo pirotécnico

16.08.2019 | 13:35
Cuatro policías con intercomunicadores vigilarán la Cordà desde dentro

La Cordà de Paterna ha dado un paso más en sus medidas de seguridad y en la edición de este año, prevista para la noche del 25 de agosto, cuatro agentes de la Policía Nacional con intercomunicadores se adentrarán en la zona de disparo para vigilar desde dentro y dar una respuesta rápida ante cualquier incidencia.

Esta es la principal novedad que se puso este viernes sobre la mesa durante la Junta de Seguridad Local celebrada con motivo de las fiestas mayores del municipio. En ella participaron, además del alcalde Juan Antonio Sagredo y el subdelegado del Gobierno, José Roberto González Cachorro, representantes de los cuerpos de seguridad del estado, de emergencias y dirigentes de la fiesta.

Dentro del amplio programa festero, sobresale la Cordà, donde en poco más de veinte minutos, 330 tiradores dispararán más de 55.000 cohetes en el trazado de 150 metros habilitados en el Carrer Major. Para este año, la principal novedad será la presencia de cuatro agentes de Policía Nacional en el interior de la zona de fuegos, que estarán conectados a través de intercomunicadores con el puesto de mando situado en el ayuntamiento, donde se montará el hospital de campaña.

Se trata de un pequeño dispositivo que los agentes se colocarán junto a la axila, en el interior del traje reglamentario como cualquier tirador. Cada policía se encargará de vigilar una de las cuatro zonas en las que se divide el recinto de fuegos, y será el responsable de cualquier comunicación para facilitar una respuesta rápida en caso de incidencia y garantizar la seguridad. «Es un paso más en la seguridad de la Cordà, que mantiene medidas aplicadas en años anteriores como el botón de encendido de las luces que insta a los tiradores a dejar de tirar cohetes porque ha pasado algo o los brazaletes luminosos con un chip que recoge información personal sobre los participantes como nombres y apellidos y una foto identificativa», explica Sagredo.

También se colocarán dos relojes para que los tiradores controlen el tiempo de Cordà, en torno a esos 21 o 22 minutos de duración. «Somos referente en materia de seguridad en la Cordà, con un amplio operativo formado por 60 miembros entré policial local y protección civil, así como bomberos o personal sanitario, que este año se ha incrementado en un 30% y contará con dos coordinadores sanitarios, 6 médicos y 11 enfermeros, una UVI móvil, y un hospital de campaña», subraya Sagredo.

Por su parte, Cachorro indica que los agentes han recibido la formación necesaria para estar dentro de la zona de la Cordà y recuerda que se trata de una medida que «ya se ensayó el pasado año y que se ha implementado este, pero con un sistema de comunicaciones más potente».

Por otro lado, Sagredo también comenta que por primera vez, la junta de seguridad abordó la instalación de puntos violeta para prevenir agresiones o actitudes machistas. «El pasado año el subdelegado nos aconsejó que nos sumáramos al sistema Viogen. Así lo hemos hecho y los resultados son realmente buenos, dándole la razón. Además, durante las fiestas de Paterna y de la Canyada se habilitarán los puntos violeta para que todos disfrutemos de la fiesta con pasión, pero también con respeto», afirma el socialista.

Un 50% más de efectivos
El dirigente detalla que este año «se ha reforzado en un 50 % el número de efectivos de los dispositivos especiales que desplegarán en los más de 20 actos de fuego que se celebrarán durante las fiestas, así como en los eventos más multitudinarios como los desfiles de Moros y Cristianos, las noches jóvenes de las comparsas o los conciertos, donde se espera una afluencia de 5.000 personas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook