Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El Manifiesto Cortina: Un caso de salvaguarda patrimonial"

En muchas ocasiones nuestra sociedad que vive muy deprisa y, ajena a los cambios de su entorno, pasa por alto la degradación y pérdida de su patrimonio arquitectónico más destacado. Sin embargo el Chalet Giner-Cortina de Torrent, sí que contó hace una década con una iniciativa ciudadana que trabajase en favor de su salvaguarda.

El estado del edificio era tan preocupante a finales de 2008 (tras décadas de abandono, expolios e incendios) que fue necesario llevar a cabo una campaña para que se catalogase y se pusiera en valor. En primer lugar se dieron a conocer (gracias a la implicación del entonces delegado de la edición de l'Horta de Levante-EMV, Cèsar Garcia y de la redactoray actual delegada Laura Sena), sus importantes valores culturales, que habían sido obviados por los técnicos municipales hasta ese momento. Esto es debido a que esta centenaria casa de recreo había sido diseñada por el relevante arquitecto modernista José María Manuel Cortina Pérez (València, 1868-1950), como residencia de verano de su hermana María. Este hecho, que daba valor a su singular composición y rica decoración, hizo entender al Ayuntamiento de Torrent y a la dirección general de Patrimonio que era imprescindible la catalogación y conservación del chalet.

Sin embargo, para conseguirlo fue necesario contar con el respaldo de importantes instituciones de diverso ámbito, la mayoría de ellas reconocidas como organismos consultivos de la Generalitat en materia de patrimonio cultural, como el Ideco de l'Horta Sud, la Universitat de València, la Universitat Politècnica, el Colegio de Arquitectos, el Consell Valencià de Cultura, el Ministerio de Cultura y las Corts, así como la implicación del grupo municipal Compomís per Torrent y del Ateneu Cultural «Casino Torrent». Finalmente, gracias a un manifiesto que reivindicaba la catalogación y conservación del Chalet Giner-Cortina -que contó con más de 1.000 apoyos de instituciones y entidades locales, profesonales, intelectuales y particulares-, se consiguió que el Ayuntamiento de Torrent catalogara en edificio en mayo de 2009 como Bien de Relevancia Local. Entre estas personalidades cabe recordar por su asesoramiento el catedrático de la Universitat de València, Daniel Benito Goerlich, y el académico de San Carlos, Francisco Taberner Pastor.

Por primera vez en muchos años de abandono, nuestra sociedad en su conjunto defendía este emblemático edificio, comenzando así el camino hacia su salvaguarda, que está siendo largo pero que, con su adquisición por parte del Ayuntamiento de Torrent, se da un paso muy importante para conseguir su total y definitiva recuperación. Esperemos que ésta llegue antes de que sea demasiado tarde para uno de nuestros monumentos más importantes.

Compartir el artículo

stats