Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tejido económico

L'Horta alcanza un censo de 20.299 empresas, un 16% más que hace 5 años

El sector servicios representa el 72% del total del parque empresarial de la comarca, mientras que la agricultura apenas supone el 2,3%

Imagen aérea del Polígono Fuente del Jarro de Paterna.

Imagen aérea del Polígono Fuente del Jarro de Paterna. Asivalco

El segundo semestre del año ha ratificado el repunte que viene registrando el tejido económico de la comarca en los últimos años, en cuanto a la creación de nuevas empresas y el censo global de los parques empresariales. Así, si al término de junio de 2014, l'Horta tenía registradas 17.411 mercantiles, el primer semestre del presente ejercicio se ha cerrado con 20.299 sociedades, lo que representa un 16,5% más que hace cinco años.

Tal como sucedía hace un lustro, el sector servicios sigue tirando de la comarca, con un total de 14.655 empresas, lo que representa el 72% del censo total recogido por la Conselleria de Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball. Su crecimiento respecto a 2014 se situa en más de 2.000 sociedades, al cerrar aquel semestre con 12.592.

El segundo sector más prolífico es la industria pura y dura, con 2.906 firmas, 1.800 más que las 2.798 que censadas en el mismo periodo de hace cinco años. La construcción también ha ido recuperando el vuelo y la obra nueva y las reformas ha hecho que se pase de las 1.550 empresas registradas en junio de 2014, a las 2.257 del semestre de este año.

Por último, la agricultura se mantiene estable y apenas ha crecido en una decena de empresas en los últimos cinco años. Ahora, la conselleria tiene anotadas 481.

Mirando los datos con los que se ha cerrado el primer semestre de 2019, también se observa que Torrent y Paterna dominan el parque empresarial de sus comarcas. La capital de l'Horta Sud tiene registradas 1.838 empresas, el 9% del total, mientras que los cinco polígonos de Paterna y su propio casco urbano suman un censo de 2.483 mercantiles, un 12,2% de toda la comarca. En este sentido, Torrent tiene 296 sociedades más que hace cinco años, mientras que Paterna ha ganado 527.

Por contra, a la Conselleria de Economía no le consta empresa alguna en Llocnou de la Corona, mientras que tiene registradas siete en Emperador, pero ninguna de los cuatro sectores.

Fepeval: «Moderado crecimiento»

Desde la Federación de Polígonos Industriales de la C. Valenciana (Fepeval), su gerente Diego Romá, atribuye los datos del segundo semestre de 2019 al «destacable moderado crecimiento que las áreas empresariales valenciana están registrando en los últimos años». En este sentido, apunta que los polígonos valencianos «más consolidados, están al cien por cien de ocupación». De ahí, revela el dirigente de Fepeval, que «se esté estudiando cada vez en los ayuntamientos la creación de nuevas zonas industriales», sobre todo, por «la demanda de suelo para áreas logísticas».

Que el repunte de nuevas empresas está afectado a l'Horta se evidencia a través de otros factores, más allá de los números. «En los accesos a los polígonos se registra gran concentración de tráfico en las horas punta, que demuestran que hay mayor actividad que hace cinco años. También que muchos de los solares que quedaron libres tras el estallido de la burbuja ahora están ocupados o en proceso de edificar nuevas naves», explica Romá, que revela que «hoy mismo -por ayer- he recibido la llamada de un empresario que quiere ampliar su nave».

De cara al futuro, desde Fepeval se muestran optimistas por «la sensación de que se mantiene un moderado crecimiento, a pesar de los nubarrones que representa el Brexit o la política arancelaria de Estados Unidos». Además, Romá asegura que los polígonos «vuelven a pesar en la economía productiva con su importante aportación al PIB»

La solidez de Fuente del Jarro

Por su parte, Joaquín Ballester, gerente de la Asociación de Empresarios de Fuente del Jarro de Paterna, también señala que «es una evidencia que la situación ha cambiado mucho desde los peores momentos de la crisis económica hasta la actualidad. En nuestro caso, podemos decir que el peor momento de la economía se vivió en los años 2012-2013 y que la recuperación se consumó hacia el año 2017, pasando en esas épocas de un 75% de ocupación hasta el 95% actual que, para nosotros, es un hablar de un lleno técnico, pues siempre hay cierta rotación de empresas».

En este sentido, Ballester indica que la economía «ha mejorado mucho desde los peores momentos de la crisis aunque quizás, un análisis distinto y más enriquecedor, sería establecer una comparación con el año 2007, antes del inicio de la misma, lo que nos permitirá saber hasta qué punto se ha recuperado».

En cuanto a las previsiones futuras, Asivalco sostiene que «pese a que se escuchan algunas noticias que hablan de una posible recesión, podemos decir que en la fecha actual y por la evolución de los últimos meses, el ritmo de creación de empresas y actividad en Fuente del Jarro sigue siendo positiva».

Compartir el artículo

stats