Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paterna

Grito de auxilio de los vecinos de les Coves

Los residentes del entorno BIC denuncian el lamentable estado de la zona con cacas de perro, suciedad y botellón - Los habitantes alertan de que el proyecto del ejecutivo creará un parque sobre sus viviendas que pone en riesgo su habitabilidad - El ayuntamiento resalta el consenso con los vecinos

22

Degradación y abandono en les Coves de Paterna

La Agrupación Entorno Coves Torre de Paterna, formada por los vecinos de las decenas de viviendas situadas bajo el suelo del emblema de la vila, han remitido un escrito al ayuntamiento, en el que denuncian el estado de suciedad y abandono que sufre el entorno del conjunto declarado Bien de Interés Cultura. En el mismo documento también rechazan el modelo del proyecto de rehabilitación para la zona, al considerar que se creará un parque y un paseo en el mismo techo de sus viviendas.

Esta misma semana, un buen puñado de propietarios de las cuevas celebraron una reunión, con el objetivo de poner en común su malestar y trasladarlo hasta el ayuntamiento. En el escrito que presentaron por registro el martes, los residentes se quejan de que el entorno «está cada vez más alejado de la imagen del lugar idílico que ustedes están promocionando». Y lo argumentan: «defecaciones humanas y de perro en los rincones de nuestros techos, y orines que se flitran a las casas; litronas, corrillos y fiestas de zombis; vandalismo con piedras lanzadas sobre nuestros tejados, patios o respiraderos; el uso de patinetes aprovechando el desnivel de nuestros tejados; el crecimiento de plantas sobre nuestros techos; además del deterioro y mal mantenimiento de las cuevas-vivienda de propiedad municipal, las cuales están en lamentables condiciones, produciendo en nuestra comunidad un lamentable aspecto que nos favorece».

Pero no solo centran sus críticas en el estado actual. Los vecinos también arremeten contra el proyecto de regeneración y acondicionamiento que pretende ejecutar en breve el ayuntamiento en el entorno BIC, con un presupuesto por encima del millón de euros. «Se convertirá en un espacio para el disfrute, paseo y recreo de todos los vecinos y de visitantes. Allí quieren instalar caminos de paseo, bancos y jardineras, no entendiendo que estamos actuando sobre el techo de nuestras viviendas-cuevas, pues en ellas hay habitantes, y por lo tanto, esto es incompatible para la convivencia y habitabilidad de las mismas», advierten al consistorio. En este sentido, aseguran que «no estamos en contra de que se mejoren las cosas sino que rechazamos que la habitabilidad está en riesgo».

Por todos estos motivos, solicitan al consistorio socialista que se tenga en cuenta las opiniones de los vecinos, «en decisiones que nos afecten» y «sean convocados a las juntas donde se deciden las actuaciones sobre las mismas». Además, piden que se tomen medidas de limpieza «más continuadas y apropiadas con el entorno de la Torre, al igual que la prohibición del acceso de los perros, ya que por su naturaleza ellos frecuentan los mismo lugares donde han defecado otros, produciéndose un círculo vicioso en el que se acaba convirtiendo en un pipi-can a lo grande».

Medidas disuasorias

Por ello, plantean la posibilidad de implantar medidas disuasorias como cámaras o que la policía de barrio pueda realizar servicios de vigilancia más continuadas «con el fin de evitar el vandalismo. No hay una conciencia de que la gente está viviendo ahí abajo», critican. Por ello, «se debería tener claro que desde el interior de las viviendas-cuevas, se oye cualquier tipo de ruido o conversación en el exterior, suponiendo un inconveniente la la habitabilidad».

Para tratar de acercar posturas y plantear propuestas en común, piden que un representante de la asociación de vecinos pueda formar parte la comisión de patrimonio del Ayuntamiento de Paterna.

Por último, comunican a los responsables municipales que «si transcurrido un tiempo sin que ustedes hagan nada al respecto, nos hace dudar, de que en breve pueda resolver estos puntos» y le solicitan que si «no ven soluciones, nos lo comunique para que elevemos el asunto a la Conselleria de Patrimonio».

El ayuntamiento defiende el proyecto

Por su parte, fuentes municipales recuerdan que la redacción del proyecto contó con un proceso de participación previo, donde los vecinos afectados decidieron sobre la rehabilitación y en el que se llevaron a cabo "reuniones entre responsables municipales y de la UTE adjudicataria". En este sentido, defienden que la interveción, "precisamente mejora lo que los vecinos denuncian: mejor imagen, movilidad, accesibilidad....".

Compartir el artículo

stats