30 de septiembre de 2019
30.09.2019
Fuego

El vertedero ilegal de Torrent vuelve a incendiarse tras 4 años clausurado

La antigua planta de Gemersa acumula toneladas de residuos y varias órdenes de desmantelamiento a cuestas desde 2015 - La limpieza costaría 2 millones

29.09.2019 | 22:11
Vídeo: E. Ripoll

El antiguo vertedero de Gemersa volvió a incendiarse ayer en medio de la impotencia de los vecinos de Torrent, que llevan años batallando para que se cumplan de manera definitiva las órdenes de desmantelamiento de un complejo donde, según las últimas estimaciones oficiales, se acumularían alrededor de 73.000 metros de cúbicos de montañas de residuos de manera ilegal. Una intensa columna de humo despertó las alarmas poco antes de las cuatro de la tarde del domingo, cuando los bomberos recibieron el aviso y enviaron a más de una docena de efectivos de los parques de Torrent, Catarroja y Alzira para sofocar las llamas.

La planta de valorización, situada en la partida de la Contienda e inaugurada en 2008, sufrió tres graves incendios entre 2013 y 2015, algunos de los cuales se mantuvieron activos durante meses al acumularse montones de basura de hasta 20 metros de altura en la superficie industrial.

Hace cuatro años, la Conselleria de Infraestructuras anuló la licencia concedida a la mercantil Gemersa (participada por varias firmas de la construcción) para gestionar el complejo por incumplir los trámites requeridos. Poco antes, la sociedad se había declarado en concurso de acreedores, circunstancia que marcó el inicio de un farragoso procedimiento administrativo y judicial.

A pesar de los reiterados requerimientos de la Generalitat, los residuos continúan apilándose en las instalaciones. En 2017, la Conselleria de Medio Ambiente cifró en 2,4 millones de euros el coste que supondría retirarlos por la vía de la ejecución subsidiaria. Sin embargo, tampoco se ha actuado en ese sentido. Ese mismo año, la administradora concursal de Gemersa desmontó toda la maquinaria y la nave abierta donde se depositaban parte de los deshechos, en cumplimiento de una resolución que obligaba a restaurar las parcelas afectadas a su estado original. Pero ayer volvieron a arder plásticos y otros materiales contaminantes que aún permanecen en la zona, rodeada de cultivos agrícolas, con el consiguiente peligro ambiental y sanitario.

A las 19.31 horas del domingo, el Consorcio Provincial de Bomberos lanzó un mensaje tranquilizador, al señalar que no existía riesgo para las personas. Ahora bien, las fuentes consultadas hicieron hincapié en que la acumulación de combustible podría demorar considerablemente en el tiempo la extinción total del fuego, cuyo origen se está investigando. Los trabajos en el perímetro para sofocarlo continuaban anoche tras varias horas sin descanso, en un dispositivo en el que colaboró la Policía Local.

Los continuos problemas derivados del vertedero ilegal condujeron a diversas asociaciones del territorio a constituir una Plataforma Ciudadana para reclamar ante las administrativas el cierre y la limpieza del complejo, objeto de constantes incendios. El litigio terminó en Bruselas. En 2016, la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo admitió a trámite la reclamación de un vecino de Torrent e inició una investigación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook