31 de octubre de 2019
31.10.2019
Pleno municipal

PP, Cs y Vox reprueban al alcalde de Manises por "capitalizar políticamente" la falta de pediatras

La abstención del PSOE permite que la enmienda salga adelante - La moción institucional pide a la Generalitat que reponga los médicos de infantil y que no prorrogue la concesión en 2023

31.10.2019 | 13:41

La oposición de Manises formada por Partido Popular, Ciudadanos y Vox –y gracias a la absetención del PSOE– reprobó el miércoles por la noche al equipo de gobierno Compromís-Podemos, y por extensión al alcalde Jesús Borràs, por «capitalizar políticamente» el problema de falta de pedriatras en el área de salud.

Y es que la reorganización de recursos pediátricos realizado por la concesionaria del Hospital de Manises y que ha dejado al ambulatorio de Xiprerets sin pediatra, centró buena parte del pleno municipal. El equipo de gobierno presentó una moción institucional para instar a la conselleria de Sanitat a que se revierta la situación y el consultorio auxiliar vuelva a tener médico especialista de infantil, y que la Generalitat revierta el área de salud a una gestión pública.

Los tres partidos de la derecha, con la colaboración del PSOE –exsocio de gobierno de Compromís y Podem–prersentaron una enmienda a la totalidad de la moción, que salió adelante por 9 votos a ocho. Así, la declaración institucional se centra en reclamar a la conselleria que «ordene a la gestora que reestablezca el servicio de pediatría en Xiprerets» y que «no se prorrogue la concesión administrativa» a la empresa, que concluye en diciembre de 2023. Además, apoya las acciones de protesta de la ciudadanía como la vivida el pasado martes. Como traca final: «reprobar al equipo de gobierno por tratar de capitalizar políticamente este problema –la falta de pediatras–, utilizando la institución del Ayuntamiento de Manises para sus intereses partidistas».

Desde el PP, su portavoz Francisco Izquierdo, recriminó al alcalde Jesús Borràs que «no haya informado ni hado participación a la oposición en un asunto tan grave como este. Todos estamos juntos en esto, aunque no para el alcalde». Además, afeó al dirigente de Compromís que conocía «desde hace meses que la concesionaria iba eliminar el padiatra de Xiprerets. Todas estas movilizaciones y gestiones se tenían que haner hecho con antelación», asegura.

Por su parte, el PSOE, que se abstuvo en la votación, acusó al alcalde por boca del portavoz Àngel Mora, «de no dar información a la oposición, de mantenerla al margen , que a través de los asesores les comunicase que se iba a celebrar una manifestación y les pidiese que era muy importante que no hicieran utilización política porque había que respetar al movimiento vecinal. Pero a las pocas horas saliese su foto en noticias de prensa, realizaran vídeos, publicaran fotografías de su reunión con la secretaria autonómica de salud tanto en redes municipales como prensa. Todo ello ha molestado a todos los grupos, máxime cuando todos estaban de acuerdo y apoyaban las movilizaciones, lo que demostraron acudiendo a la concentración con todos los ciudadanos».

Fuentes del equipo de gobierno destacan que ahora una moción institucional del ayuntamiento no reclama la reversión inmediata de una concesión privada para que la sanidad vuelva a ser pública y universal, y "deja abierta la puerta a que otras empresas privadas opten a la concesión de la gestión de la sanidad en la comarca". En este sentido, reprochan que la moción del PP "se aprobó gracias a la abstención de los cuatro regidores del PSOE".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook