Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

Los últimos coletazos del Plan Camps

Tres municipios de la comarca tienen pendiente de concluir sendos proyectos por valor de casi siete millones de euros

Complejo social, deportivo y cultural de Mislata, cuyas obras comenzaron hace unos meses.

Complejo social, deportivo y cultural de Mislata, cuyas obras comenzaron hace unos meses. a. m.

El nuevo balón de oxígeno que la conselleria de Hacienda ha dado a los municipios que todavía tienen pendientes proyectos del Plan Confianza, la iniciativa estrella que lanzó en 2009 el expresidente de la Generalitat Francisco Camps, va a permitir a Mislata, Meliana, Rocafort y Almàssera seguir con las actuaciones previstas y poder ejecutarlas antes de que venza el nuevo plazo concedido, diciembre de 2021.

A pesar de que todavía quedaba un año -diciembre de 2020- para que concluyera el tiempo autorizado para que los municipios valencianos pudieran concluir decenas de proyectos financiados por la Generalitat, la conselleria de Hacienda otorgó hace unas semanas una medida de gracia y prorrogaba el antiguo Plan Confianza a 2021. En l'Horta restan por concluir, según los datos facilitados por el departamento autonómico, actuaciones que rozan los siete millones de euros. Mientras que algunas están en marcha, otras ni si quiera han comenzado.

Cabe recordar que el Plan Camps obligaba a los ayuntamientos a financiar con carácter previos los proyectos, y solo con la obra acabada y certificada, cobrarían. Con la llegada del Govern de Botànic se dictó un decreto en 2016, para regular el procedimiento de liquidación del plan, fijando la fecha tope en junio d e2019. Sin embargo medio centenar proyectos por valor de 150 millones seguían pendientes por diferentes circunstancias. Por ello, ya son dos prórrogas las que ha concedido la Generalitat para poder finiquitar las iniciativas.

Un complejo de 6,2 millones

El pasado once de septiembre se firmó el Acta de Replanteo del proyecto, después de que en mayo la Conselleria de Educación, adjudicara las del Centro Socio Deportivo y Auditorio de Mislata, con un presupuesto base de licitación de 5.471.660,54 euros, después de que los trabajos quedaran paralizados en abril de 2012 al entrar en concurso la adjudicataria por los impagos del Consell. Se trata de la actuación más importante de las que restan en la comarca de l'Horta.

El complejo se encuentra junto al Centro Sociocultural La Fàbrica y constará de dos partes diferenciadas: una nueva piscina cubierta e instalaciones deportivas y un auditorio. En la zona deportiva, las obras se paralizaron cuando estaba construido el propio vaso de la piscina y parte de la estructura de la cubierta. Con este nuevo proyecto se finalizarán la fachada y todas las instalaciones, que incluirán la piscina cubierta, dos gimnasios, dos aulas para actividades, vestuarios y una sala polivalente. De la parte del auditorio, únicamente estaba construido parte del cerramiento y la cubierta, y las nuevas obras finalizarán ese cerramiento, el suelo, el aislamiento térmico y las instalaciones necesarias. La previsión municipal es concluir las obras a finales de 2020.

Pabellón multiusos

Durante la pasada legislatura, también se desbloqueó el proyecto de construcción de un pabellón multiusos en Meliana, paralizado desde 2012, con una inversión de unos dos millones de euros. En enero de 2018 se retomaron la obras que según ha explicado el alcalde Josep Riera ya han concluido. «Nuestros técnicos han aprobado el modificado del proyecto y también los han hecho los de la conselleria. Ahora falta que sea el departamento de Intervención de la Generalitat el que dé por buena la obra y podamos recepcionarla. Se trata de los flecos burocráticos», admite.

Riera se mostró satisfecho por el desenlace del proyecto, «después de diez años paralizado». En este sentido, el dirigente de Compromís prevé que la inauguración pueda formalizarse a principios del próximo ejercicio.

Sin ejecutar el Plan Director

El equipo de gobierno de Rocafort, formado en aquel momento por PSOE, Compromís, Podemos e IxR, aprobó en junio de 2018 el proyecto denominado Plan Director I Fase, con una inversión de 349.278 euros. Desde entonces no se ha movido ni un dedo, tal como reconocía el nuevo alcalde Guillermo José, de Cs. La actuación consiste en la adecuación de calles y viales y plazas de aparcamiento de entrada a la segunda fase de Santa Bárbara. «Esta misma semana hemos estado mirando la opción de aprobar destinar unos 40.000 euros como IFS (Inversión Financieramente Sostenible) para el soterramiento de las líneas de media tensión de dicha zona, actuación necesaria para con posterioridad ejecutar el Plan Director que nos debe financiar la Generalitat», detalla el dirigente de Rocafort.

Rehabilitación de una alquería

El Ayuntamiento de Almàssera está a punto de concluir la rehabilitación de una vieja alquería que fue expropiada, junto con otra, hace una docena de años. La inversión que financia la Generalitat asciende a 231.532 euros, cantidad que solo ha permitido al consistorio actuar sobre uno de los dos inmuebles, dado su avanzado estado deterioro.

El alcalde Ramón Puchades espera que los trabajos puedan liquidarse en un mes aproximadamente y así poder destinar el inmueble a albergar todo tipo de actividades municipales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats