14 de enero de 2020
14.01.2020
Levante-emv
Decisión

Picassent aprueba suprimir los toques del campanario por la noche por las quejas

Una plataforma de Facebook elevó la propuesta al ayuntamiento y el gobierno local la llevó al pleno en forma de moción

13.01.2020 | 22:45
Picassent aprueba suprimir los toques del campanario por la noche por las quejas

El campanario de Picassent dejará de tocar las horas en horario nocturno para no causar molestias al vecindario que reside en las inmediaciones. Así se acordó en la última sesión del pleno de la corporación con los votos del PSPV-PSOE, que tiene la alcaldía, Unidas Podemos y Ciudadanos, mientras que el PP se abstenía y Compromís no estaba presente.

La iniciativa para adoptar esta medida viene precedida de un proceso de participación del siglo XXI ya que sale del grupo «Picassent: participación y debate» de la red social Facebook. Según sus responsables, Manuel Berna y Pedro Hernández, una ciudadana trasladó a este foro el problema y las molestias que le causaba el sonido de las campanas por la proximidad de su vivienda con la iglesia. Tras analizarlo, en el grupo se votó su se impulsaba una iniciativa ciudadana.

De este modo, frente a la tendencia habitual en este tipo de grupos, en los que las publicaciones recogen quejas y denuncias, que se quedan en el plano virtual, el colectivo se molestó en redactar una propuesta formal y remitirla al Ayuntamiento de Picassent, con la intención de que algún grupo político la recogiera y pudiera debatirse en el pleno.

Berna indica que fue el grupo socialista el que la llevó a la sesión y finalmente se aprobó. «Lo que lamentamos es que hubiera una confusión en el horario del pleno y cuando acudimos, al mediodía, ya se había aprobado y acabado. Nos hubiera gustado participar y explicar nuestra postura porque así el proceso hubiera sido completo», reconoce el vecino.

Tanto Berna como Hernández ha mostrado su satisfacción porque su propuesta haya salido adelante porque lo consideran «un precedente» de nuevas formas de participación. «Las redes sociales pueden servir como herramienta para canalizar las inquietudes vecinales y elevarlas, mediante iniciativas ciudadanas, a las instituciones locales, tal como hemos hecho en el grupo», reflexiona Berna. Además, ambos agradecen «la sensibilidad que los concejales de Picassent han demostrado en atender y aprobar» la iniciativa.

A raíz de la aprobación plenaria, el consistorio comunicó a los promotores de la idea que se ejecutaría en unas semanas, dado que hay que realizar ajustes en el programa informático que controla el reloj. Y una vez se active la nueva programación, los toques horarios del campanario de la iglesia de Sant Cristòfor enmudecerán desde las doce de la noche y hasta las siete de la mañana.

Sin rechazo eclesiástico

Respecto a la medida, el párroco e Sant Cristófor, Vicent Cardona, ha manifestado que no tiene ninguna objeción dado que, si bien el campanario es un elemento del conjunto del templo, el reloj y su funcionamiento son competencia municipal. «Si han considerado que es mejor así, no tengo ningún problema. Es un tema que no tiene importancia», esgrime.

Reciente restauración


Precisamente, el Ayuntamiento de Picassent ha intervenido hace pocas semanas para mejorar el campanario. La ruptura de uno de los cristales del reloj a causa del desgaste y el paso del tiempo hizo necesaria una actuación de urgencia en la que una empresa contratada por el consistorio y ayudada de una grúa, sustituyó las cuatro esferas que componen el reloj. Previamente, cuando se detectó el daño, fue necesario el acceso, por el cuerpo de bomberos hasta la torre, para retirar los restos rotos y de paso, analizar el estado de las otras tres esferas. La conclusión fue que urgía «dado su estado, renovar por completo los cuatro aros y así evitar futuras rupturas», tal y como explicó la alcaldesa, Conxa Garcia.

Las nuevas esferas, que tienen un diámetro de 1'4 metros, están fabricadas con metracrilato de ocho milímetros de espesor. En la intervención, se restauraron también las agujas del reloj y se realizó una limpieza a todo el conjunto.

La actuación tuvo un coste de 5.263'50 euros y fue realizada por la empresa de Massanassa 2001 Técnica y Artesanía, que ya restauró las cuatro campanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook