14 de febrero de 2020
14.02.2020
Medio Ambiente

Reciclaje con corazón en Mislata

El ayuntamiento instala contenedores en forma de corazón para recolectar tapones de plástico que se destinarán a causas solidarias

14.02.2020 | 18:50
Reciclaje con corazón en Mislata

Desde aproximadamente 2012, decenas de campañas solidarias usaron el acopio de tapones con el objetivo de recaudar dinero con fines benéficos, especialmente para la investigación de enfermedades raras. Cientos de puntos de recogida repartidos entre empresas, comercios y centros públicos, entre otros, eran los encargados de recolectar este residuo que por norma general es más duro y de mayor calidad que el plástico de los envases.

Las concejalías de Medio Ambiente y Cambio Climático, y Bienestar Social del Ayuntamiento de Mislata han instalado contendores en forma de corazón en diversos puntos de la ciudad para concentrar la recolección de estos tapones. Justamente, Carlos Fernández Bielsa, alcalde de la localidad, ha sido uno de los primeros en acercarse al contenedor instalado a las puertas del ayuntamiento y depositar una bolsa llena de tapones.

Al alcalde mislatero se han sumado María Luisa Martínez Mora, concejala de Medio Ambiente y Cambio Climático, y Mercedes Caballero, concejala de Urbanismo. Martínez Mora afirmaba que con esta "bonita iniciativa, que inauguramos en el día de San Valentín, queremos animar a la ciudadanía a sumarse, con este simple gesto, a colaborar en campañas solidarias, para contribuir con el reciclaje y el medio ambiente y así reducir los costes del traslado de los tapones a las plantas de tratamiento".

Esta campaña permitirá recuperar decenas de toneladas de plástico, uno de los residuos que más problemas está generando en el medio ambiente. Además, separándolos del resto de residuos se asegura que su reciclaje se use para fabricar una amplia gama de productos: tubos, papeleras o vallas. Y es que, si los tapones se tiran al contenedor amarillo (envases) enroscados en su su botella, son reciclados junto con el resto de plásticos. En cambio, si se tiran al contenedor amarillo por separado, en casi todos los casos culminan su recorrido en vertedores o incineradoras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook