Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rocafort

El alcalde recupera siete competencias del gobierno para «agilizar las licencias»

José controlará proyectos de obra o la contratación y cese de personal

El alcalde recupera siete competencias del gobierno para «agilizar las licencias»

El alcalde recupera siete competencias del gobierno para «agilizar las licencias» l-emv

El alcalde de Rocafort, Guillermo José (Cs), ha firmado un decreto por el que retira siete de las doce competencias que delegó en julio a la Junta de Gobierno Local. El motivo que alega es ganar «agilidad en la gestión y no paralizar el ayuntamiento». La Junta de Gobierno Local está formada por representantes de tres partidos que forman el gobierno, Ciudadanos, Partido Popular y Vox, y tenía fijadas sus reuniones cada 15 días.

Ahora, el mandatario ha decidido retirar a la Junta hasta siete competencias y que vuelvan a ser su potestad. Entre ellas, la autorización y disposición del gasto igual o superior a 6.000 euros o contratar al personal laboral de la corporación y asignarle a los puestos de carácter laboral previstos en las relaciones aprobadas por la corporación, de acuerdo con la ley. Tampoco podrá nombrar ni cesar al personal interino y eventual. La Junta no tendrá la delegación de aprobar las bases para la selección de personal y los concursos para la provisión de puestos de trabajo, ni la capacidad de aprobar proyectos de obras y de servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y estén previstos en el presupuesto, siempre que correspondan a gastos y servicios por encima de 6.000 euros. Por último, el alcalde se apropia adjudicar concesiones sobre los bienes del ayuntamiento y adquirir de inmuebles y derechos sujetos a la legislación patrimonial cuando su valor no supere el 10% de los recursos ordinarios ni el importe de tres millones de euros, así como la enajenación del patrimonio, cuando su valor no supere las cuantías indicadas.

Junta cada quince días

Guillermo José explica que se trata de una medida aconsejada por el secretario municipal para ganar agilidad en la gestión, ya que la Junta solo se reúne cada 15 días. Hasta ahora, para tratar de adelantar trámites y no esperar a la junta de gobierno se utilizaba puntualmente la avocación, técnica del derecho administrativo que permite a una figura superior (el alcade) resolver un asunto referente a uno de sus concejales, aunque para ello se precisa un informe y su posterior decreto.

«Fue el secretario el que me comentó la posibilidad de que asuma alcaldía todas estas competencias para agilizar los plazos y evitar la paralización, y luego dar cuenta en la junta de gobierno», señala Guillermo José. En este sentido, apunta que después de que el ayuntamiento recuperara la figura del arquitecto hace dos meses «se ha sucedido la petición de licencias y, si esas autorizaciones debían esperar 15 días, se producirían retrasos», señala.

Compartir el artículo

stats