19 de febrero de 2020
19.02.2020
Tribunales

Acepta dos años de cárcel por intentar violar a una chica en las paellas de Moncada

La chica logró zafarse en el interior de los baños de la zona vip

19.02.2020 | 17:55
El acusado de intentar violar a una joven en las paellas universitarias tras reconocer los hechos.

Un joven ha aceptado dos años de cárcel por intentar violar a una chica en un baño durante la fiesta de las paellas universitarias de Moncada, en abril de 2018.

Inicialmente el Ministerio Fiscal pedía para el joven cuatro años de prisión por un delito de agresión sexual en grado de tentativa, aunque finalmente se ha llegado a un acuerdo con la defensa por el que el acusado ha reconocido los hechos que se le imputaban y ha aceptado dos años de cárcel. Además, deberá indemnizar a la víctima con 2.500 euros por los perjuicios morales ocasionados.

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de València le impone también tres años de libertad vigilada y la prohibición de aproximarse o comunicarse con su víctima durante un plazo de cinco años. Respecto a la pena de prisión, al no ser ésta superior a dos años y carecer de antecedentes el joven, se le suspende el cumplimiento de la misma.

El intento de agresión sexual se remonta a abril de 2018, en el contexto de la fiesta de las 'paellas universitarias', celebradas ese año en Moncada. La víctima, en un momento del evento, se introdujo en un baño ubicado en la zona VIP, hasta donde le siguió el acusado, quien giró desde fuera la ranura del pestillo con el que estaba cerrada la puerta y se metió con ella.

Según el relato de hechos del fiscal, que el acusado ha reconocido en el juicio, éste aprovechó que la víctima tenía los pantalones bajados por encontrarse orinando, la levantó, y "con ánimo de atentar contra su libertad sexual", la colocó con fuerza contra la puerta del baño y le presionó el cuerpo para abusar de ella.

Pese a que la víctima se negó en todo momento, el acusado trató de violarla, no logrando finalmente su propósito ya que la víctima llevaba colocado un tampón por encontrarse con la menstruación, según indicó el fiscal. La joven, de 21 años, logró zafarse de su agresor y salió precipitadamente del baño.

Por estos hechos, el acusado ha aceptado una pena de dos años de prisión, que no llegará a cumplir en un establecimiento penitenciario al no ser superior a los dos años y no constarle antecedentes penales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook