11 de marzo de 2020
11.03.2020
Levante-emv
Reacciones

Aldaia hace un diagnóstico de espacios municipales para guardar monumentos

Los consistorios esperan más información del Consell sobre cómo actuar ante "problemas colaterales"

11.03.2020 | 11:23
Aldaia hace un diagnóstico de espacios municipales para guardar monumentos

Con la sensación todavía de shock, alcaldes y alcaldesas, ediles y dirigentes de las Fallas de l'Horta apenas han dormido esta noche desde la decisión del Gobierno de España y el Consell de aplazar la fiesta. Algunos mandatarios esperan tener a lo largo de la mañana de este miércoles más información sobre cómo actuar ante determinados "problemas colaterales" derivados del desmantelamiento de una actividad tan amplia.

En Aldaia, el alcalde Guillermo Luján, mantuvo en la noche del martes, nada más conocerse la decisión, una reunión con la Junta Local Fallera y con los presidentes de las nueve comisiones de la ciudad en la que se puso de manifiesto "una actitud de responsabilidad y respeto a la decisión pero también de gran preocupación por el impacto económico que la medida va a suponer".

En el encuentro, una de las preocupaciones era saber dónde se podrán guardar los monumentos falleros que no van a plantarse. "Por ello, hemos encargado a los técnicos esta misma mañana un diagnóstico de posibles espacios municipales que podrían servir de depósito este tiempo y también las comisiones realizarán consultas con los artistas sobre la capacidad que tienen", indica Guillermo Luján. El mandatario considera que "dado el impacto económico que supone esta situación, es una responsabilidad de toda la sociedad, instituciones, fallas, empresariado y otros, ayudar a paliar los daños".

En Alaquàs, el gobierno local se reunió de urgencia el martes por la noche y posteriormente mantuvo un encuentro con la Junta Local Fallera y dirigentes de las once comisiones en el que se les comunicó la información y se pusieron sobre la mesa los primeros problemas. El alcalde Toni Saura está a la espera de recibir información de la dirección general de Administración Local para volver a convocar a todos los sectores.

En Picanya, el alcalde Josep Almenar ha mantenido una primera reunión con el funcionariado para poner en marcha el operativo que implica desmantelar la fiesta y aportar la información básica a la población sobre cómo ha de actuar. Además, ha solicitado una reunión con el coordinador del centro de salud para consensjuar la información sanitaria que se aporte. Y respecto a las comisiones, Almenar ha convocado a la Junta Local Fallera y dirigentes de las fallas esta tarde. El alcalde no ve problema, en esta población, en el almacemaniento de los monumentos porque "podemos gestionar sin problema que nos presten una nave del polígono donde hacerlo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook