El Ayuntamiento de Picanya se ha visto en la necesidad de desmentir por los medios digitales a su alcance una noticia falsa que había comenzado a circular en las redes sociales y en alertas de Google sobre en la que se airmaba que toda la localidad estaba en cuarentena y que la Unidad Militar de Emergencia (UMA) había confinado a la población al completo.

El consistorio, que atribuye a un portal de bromas esta difusión, ha recordado que "en la situación actual, difundir noticias falsas o suplantar a la administración pública es delito" además de dar a conocer una pequeña guía de cinco consejos contra las llamadas "Fake News".

Entre los consejos están características sobre estos bulos como que "nadie sabe de donde sale: me lo han pasado", "suele ser muy llamativo, algo dramático o una solución milagrosa a un problema", "te piden que lo difundas urgentemente", "suele tener aire de secreto que 'el gobierno no quiere que se sepa'" pero "si se realiza una búsqueda por Internet" se comprueba que la noticia no existe.

Por ello, el consistorio anima a obtener la información siempre de fuentes oficiales o medios de comunicación "de reconocida seriedad" y insta a "no compartir" la supuesta información ante la duda. En las mismas recomendaciones, el ayuntamiento propone a la ciudadanía a poner atención a mensajes de correo electrónico sospechosos en los que se anima a hacer click en un enlace o abrir un archivo porque puede ser un virus.