El voluntariado impulsado por el colectivo Alaquàs Debat, bajo el lema de Coronavirus amb Cor, ha realizado este miércoles por la tarde un nuevo reparto de 120 lotes de comida a familias con escasos recursos en un proceso de colaboración con Càritas Alaquàs, la asociación gastronómica el Cullerot y el consistorio.

Este sector de la población es el que acude periódicamente al economato de Cáritas aunque, a causa de la crisis del coronavirus, está cerrado. También en el listado hay familias usuarias de los Servicios Sociales municipales. De ahí que, por segunda vez en pocos días, se haya procedido a realizar un servicio de entrega a domicilio.

El cargamento, proporcionado por la cadena de supermercados Mercadona, se ha depositado en la sede del Cullerot, y allí ha sido clasificado por un grupo reducido de integrantes de los colectivos participantes. Y a partir de las 18,30 horas, el voluntariado de Coronavirus amb Cor ha llegado de forma escalonada a recoger las bolsas y entregar en los domicilios, ayudado de sus coches particulares o de carros de la compra.

De forma paralela, Coronavirus amb Cor sigue realizando a diario compras y gestiones para que las personas mayores y vulnerables ante la actual alerta sanitaria no tengan que salir a la calle. Verduras, pan, medicamentos y hasta compras completas se están realizando por el grupo y se llevan a domicilio. El colectivo guarda todas las precauciones sanitarias.