El Ayuntamiento de Bonrepòs i Mirambell ha querido contribuir a la celebración de la festividad de Sant Vicent Ferrer, con el reparto de decenas de monas para todos los niños y niñas del municipio.

El conocido como último día de la Pascua, sirve de colofón para cerrar más de una semana de festividad, sobre todo para los escolares. Reunirse con amigos para comer y cerrar el día con el tradicional 'panquemao' con chocolate o la mona, marcan el día de Sant Vicent.

Para tratar de sobrellevar lo mejor posible la festividad con el confinamiento, el consistorio ha repartido esta mañana decenas de monas. Los padres han mostrado su agradecimiento al consistorio a través de las redes sociales.