24 de abril de 2020
24.04.2020
Levante-emv
Balance

"Coronavirus amb Cor" realiza 250 compras y reparte 500 lotes de alimentos

El proyecto impulsado por Alaquàs Debat cuenta con 70 personas voluntarias que actúan con rapidez ante la demanda de las familias más vulnerables

24.04.2020 | 13:53

La iniciativa ciudadana de voluntariado "Coronavirus amb Cor", impulsada por Alaquàs Debat, a raíz de la pandemia por el coronavirus y el estado de alarma, ha cumplido un mes de funcionamiento en la población de l'Horta Sud. A lo largo de sus primeras semanas, a través de este proyecto se realizaron 250 compras para evitar que personas de riesgo salieran de casa y se repartieron 500 lotes de alimentos y productos de primera necesidad a familias vulnerables de la población. El servicio sigue en marcha aumentando cada día y se mantendrá a lo largo de todo el confinamiento que decreten las autoridades.

Desde el primer día, cuenta con el aval del área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Alaquàs. De hecho, el consistorio ha proporcionado, desde el principio, elementos de protección como mascarillas y guantes, y el grupo tiene la base en la Policia Local, en cuyo retén se custodian las acreditaciones, así como otro material.
 
Para desarrollar estas acciones, Coronavirus amb Cor cuenta con un equipo de 70 personas voluntarias que asegura una respuesta rápida cada vez que se produce una demanda o una donación. Una parte de este grupo es dirigente de asociaciones que ya existen en Alaquàs (Cáritas, la UMA, CAdA, Ahora y colectivos festeros) aunque el grueso lo forman personas voluntarias individuales que se han sumado al proyecto.

Los coordinadores de Coronavirus amb Cor son los componentes de Alaquàs Debat Paco Pons y Marieta Alfonso, y la persona que actúa en los grandes repartos es Isabel Cosme. Los tres tienen una destacada trayectoria en el terreno del asociacionismo.

"Coronavirus amb Cor ha sido una respuesta espontánea de la ciudadanía a esta pandemia que nos está afectando. Una respuesta de gente dinámica y comprometida a la hora de ayudar a las personas que tienen necesidades: mayores, familias con dificultades, dependientes y similares. Hemos conseguido organizarnos de forma muy ágil y conectada para dar respuesta a estas necesidades", explica Paco Pons.

Por su parte, Marieta Alfonso remarca el éxito de la iniciativa "tanto por las magníficas 70 personas que lo forman y que colaboran, como por toda la gente mayor que ha confiado en nosotros para que le hagamos la compra y se ha quedado en casa". Alfonso también agradece "la confianza que, desde el primer momento, depositó en nosotros el Ayuntamiento de Alaquàs, que ha favorecido que también las personas que necesitaban este servicio y los comercios confiaran".

Compras a mayores

Respecto a las compras, la mayoría de encargos que se han recibido vienen de personas mayores que demandan la compra de alimentos o de medicamentos, así como una acción tan cotidiana como bajar la basura. También los propios comercios locales de Alaquàs han derivado casos al grupo dado que la asociación de comerciantes CAdA, la asociación de hostelería Ahora, el Mercado Municipal y el sector de las farmacias han colaborado ampliamente en la difusión.

En total se han atendido en el primer mes 250 peticiones, que comenzaron muy poco a poco y que, un mes después, van a un ritmo de 10 diarias. El voluntariado va identificado con una placa y lleva las correspondientes protecciones de guantes y mascarillas.

Repartos alimentarios

En los repartos alimentarios, Coronavirus amb Cor ha colaborado con Cáritas y el Ayuntamiento de Alaquàs de forma que el grupo ha realizado cuatro grandes entregas de productos de primera necesidad y vales de compra en Consum, destinados a las familias con menos recursos, ya que el Economato local de la organización diocesana tuvo que cerrar. La asociación gastronómica el Cullerot presta su local para organizar los repartos.

Los repartos han sido semanales y, en total, en el primer mes se han entregado cerca de 500 lotes, según el caso. De este modo, cada semana se han podido cubrir las necesidades básicas de entre 250 y 400 personas, según el caso. Asimismo, se han entregado cheques para comprar productos de primera necesidad en Consum por valor de 6.400 euros, que ha financiado Cáritas de las tres parroquias, con sus recursos y los diferentes donativos de colectivos (el club Sporting Alaquàs, la Confraria de la Mare de Déu de l'Olivar, l'Associació Penya el Foc 2000 y personas individuales) que ha tenido, así como una aportación del ayuntamiento, a través de Servicios Sociales.

El responsable de Cáritas en Alaquàs, Jaume Sanz, afirma que "Cáritas está muy agradecida de lo que está haciendo el voluntariado por las familias más necesitadas de la población". El dirigente ha remarcado que antes de la crisis, el reparto alimentario de Cáritas a través del economato era de menos de 100 familias y ahora se sitúa en 150 por lo que, a pesar de las diferentes aportaciones, el economato "sigue necesitando donativos en la cuenta ES41 3159 0001 2216 6477 1019.

Colaboraciones

A lo largo del proceso, Coronavirus amb Cor ha contado con diversas donaciones que han permitido "aportar un plus" en los repartos de Cáritas y el ayuntamiento como las 500 papayas que donó Anecoop, la aportación de fiambres y otros productos que hizo Mercadona o las entregas semanales del sector local de verdulerías pakistaníes. En el último gran reparto del mes, las familias recibieron 200 "bolsas de la alegría", de Joves Empresaris d'Alaquàs, que contenían papas y snacks, ensaladas exóticas, chocotatinas y material escolar con la colaboración de las firmas Chovi, Fritoper, Safta, Sabores de la Vid, Frit Ravick, Carmeleta, Herforse, Sutrans Express, la iglesia evangelista y la familia Reguero Peña, entre otros. También se repartió un lote de verduras proporcionado por el establecimiento de Manel Alòs.

Desde el primer momento, Alaquàs Debat ha estado en contacto con el Col·lec tiu Soterranya de Torrent, que promovió una iniciativa similar en la capital de l'Horta Sud y además ha realizado decenas de protecciones especiales para hospitales, residencias, voluntariado y colectivos. Una remesa de estas protecciones de plástico, que complementan la clásica mascarilla, se han utilizado para organizar los lotes que se reparten.

Teléfono para personas solas

Otra de las acciones que salió del grupo Coronavirus amb Cor y que asumió el Ayuntamiento de Alaquàs es la puesta en marcha de cuatro líneas telefónicas para personas que se sienten solas durante el confinamiento. Durante el primer mes, dos de ellas han sido atendidas por el voluntariado.


La actividad se mantiene

Coronavirus amb Cor sigue en marcha y tiene la vocación de mantenerse mientras dure el confinamiento. Para ello, se siguen atendiendo cada día las demandas de compras que se generan y se realizan gestiones con el empresariado de la comarca para futuras entregas de productos a familias con menos recursos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook