La población de Albalat dels Sorells será el primer municipio valenciano que ponga en marcha una Comunidad Energética Local, un nuevo modo de generar, usar y gestionar la energía a nivel local. Este esquema de cooperación entre la ciudadanía, la administración y pymes "permite crear un sistema energético descentralizado, justo, eficiente y colaborativo", según sus promotores.

La puesta en marcha de la Comunidad beneficiará inicialmente a más de 60 familias y numerosas empresas que conseguirán un ahorro de hasta el 20% en su factura de la luz. De esta forma, el municipio ofrece a sus habitantes un modelo de energía sostenible y local que reducirá 76,7 Toneladas de emisiones de CO2, el equivalente a plantar 1.150 árboles en 10 años, según se ha calculado.

El alcalde Nicolau Claramunt (Compromís) asegura que "gracias a la comunidad energética y a otros proyectos desarrollados dentro de la estrategia 'Albalat 0,0', el municipio pretende ser autosuficiente energéticamente dejando la energía en manos de las personas a un coste asequible". "Desde el Ayuntamiento vamos a sumarnos a esta iniciativa sin ánimo de lucro con impacto social y medioambiental en nuestro municipio", añade el mandatario.

El proyecto cuenta con una inversión aproximada de 65.600 euros y será posible gracias al acuerdo firmado por Sapiens Energía y Alternacoop, que se financiará, de manera colectiva, por las familias socias de Sapiens, la cooperativa de energía verde, que deseen sumarse. Sapiens Energía es una cooperativa eléctrica de energía verde especializada en la creación de comunidades locales de energía renovable, ubicada en Canet d´En Berenguer y trabaja en toda la Comunitat Valenciana.

Según Juan Sacri, presidente de Sapiens Energia, "lo más importante" es que, gracias a este acuerdo, se va a facilitar que "las personas puedan acceder a una energía asequible, no contaminante y de Km0". "Somos una cooperativa sin ánimo de lucro, ofrecemos la energía a precio de coste más una pequeña cuota de suscripción de 2,9€/mes", explica.

Las oficinas de Alterna, situadas en la calle Mayor 156, albergarán en su cubierta una instalación de energía solar de más de 60kW, de la que se beneficiarán los vecinos que vivan a 500 metros a la redonda. Aquellos que deseen formar parte de esta comunidad energética pasarán a ser socios de Sapiens Energía con una aportación inicial de 100 euros.

La energía producida por la instalación se vierte a la red eléctrica y será medida por un contador. A su vez cada uno de los socios tienen otro contador que miden la energía consumida.Un vez realizada el cruce la de medidas de los contadores y los usuarios reciben un descuento en su factura por la energía que han usado en el momento en el que la planta solar estaba produciendo.

Los responsables del proyecto indican asimismo que este tipo de iniciativas permiten, por ejemplo, que los Ayuntamientos utilicen las cubiertas de sus edificios municipales, tales como polideportivos o piscinas, para albergar instalaciones que suministren energía verde de proximidad a sus vecinos, y que se convierta en su propia eléctrica "pudiendo producir, vender o almacenar la energía".