Unides Podem-Esquerra Unida ha explicado que en la última comisión de urbanismo se comunicó la petición de licencia para iniciar las obras de urbanización del sector 31-32, Torreta del Pirata, "un paraje de interés ecológico e histórico sobre el que pesa un PAI de más de 500 casas, que no se ejecutó en su momento y podría caducarse, y un proyecto que ya no cumple la normativa urbanística legal, cuya ejecución supondría un claro agravamiento de las inundaciones en nuestro pueblo, además de una importante pérdida ecológica", afirma la formación.

El grupo municipal critica "la opacidad con que se ha tratado este tema de interés general que supone una afección al territorio y a la historia de Godella, es total". En este sentido, la edila de UP-EU, Irene Ferré, solicitó al martes siguiente en la junta de portavoces de todos los partidos con representación municipal, una reunión urgente con el grupo de gobierno y el equipo técnico, y que se tratara el asunto con transparencia absoluta colgando toda la información en la web municipal. "Ante el silencio por respuesta, el pasado lunes día 1 solicitamos de nuevo, reunirnos con Compromis y PSOE y la convocatoria urgente del CUMA, el Consell municipal de urbanismo, órgano colegiado de representación ciudadana, pues la ciudadanía debería formar parte de las decisiones que tan fuertemente afectarán a su municipio. Resultaba y sigue resultando necesario que se informe públicamente de la situación en la que se encuentra la solicitud de licencia, de si hay voluntad de negociar por parte del equipo de gobierno y en qué términos, de si se ha realizado el estudio para conocer la viabilidad de iniciar una nueva caducidad, que ya solicitamos hace meses pues la anterior caducidad aprobada en pleno, tuvo que anularse por una mala gestión de la concejalía y de su responsable".

Al día siguiente, las excavadoras estaban entrando a "la muntanyeta" "arrasando toda la vegetación (pequeños árboles, matorrales, vegetación mediterránea) y fauna autóctona de una manera salvaje. La contestación por parte de la alcaldesa y el concejal de urbanismo fue que estaban "haciendo catas y tomando información". Si hacen catas con excavadoras ¿Qué harán cuando construyan? ¿Por qué el Ayuntamiento sigue sin informar de la legalidad de esta intervención?", preguntan

Por ello, desde UP-EU consideran que "actuar de espaldas a la ciudadanía, al resto de fuerzas políticas, ha generado desinformación, malestar y preocupación. Por ello exigimos que cumplan con su obligación de informar con rigor y transparencia, sin olvidar que hacer política municipal es servir a quienes vivimos en el municipio. No podemos permitir que se haga realidad este PAI ejemplo de urbanismo voraz y obsoleto, que no obedece a las necesidades reales del municipio ni a las expectativas de cambiar de dirección hacia la protección del medio ambiente y del entorno. Para ello, el Ayuntamiento de Godella debe trabajar de una manera más ágil y eficaz, posibilitando el diálogo y la transparencia".