29 de junio de 2020
29.06.2020
Levante-emv

Podem Quart pide al ayuntamiento que se oponga a la restructuración de los registros Civiles

La formación advierte que la sede de Quart puede desaparecer

29.06.2020 | 18:07
Podem Quart pide al ayuntamiento que se oponga a la restructuración de los registros Civiles

El concejal y portavoz del grupo municipal Podem en el ayuntamiento de Quart de Poblet, Daniel Jaén, ha solicitado al pleno del ayuntamiento que se posicione en contra de la entrada en vigor de la restructuración de los registros civiles, lo que podría suponer el cierre del registro de la localidad de Quart de Poblet. "Si nos atenemos a lo aprobado en la Ley 20/2011, su entrada en vigor era este martes 30 de junio de 2020,
pero como se ha podido comprobar por la disposición final segunda del Real Decretoley 16/2020 de 28 de abril se modifica y amplia una vez más la "vacatio legis" de la Ley 20/2011 de 21 de julio del Registro Civil hasta el 30 de abril de 2021".

Desde el grupo municipal Podem se solicita a instar al Gobierno central a mantener un modelo de Registro Civil totalmente público, gratuito y que siga prestando la atención que ha desarrollado hasta el momento mediante personal funcionario de la Administración de Justicia, también se insta a mantener todas las oficinas principales y delegadas del Registro Civil existentes en la actualidad en las cabeceras de todos los partidos judiciales y en todos los Judgados de Paz, así como los archivos correspondientes a cada una de las oficinas de registro y adoptar todas las medidas oportunas y modificaciones normativas pertinentes para garantizar la prestación universal gratuita de este servicio en las mejores condiciones posibles.

Antes de la crisis del coronavirus ya era evidente que no podía entrar en vigor la Ley 20/2011 el 30 de junio, como estaba previsto, ante la imposibilidad de probar la nueva aplicación del Registro Civil, acordar por cada Comunidad Autónoma las Oficinas Generales de Registro Civil que debe haber en su territorio y más cuando existe oposición generalizada al cierre de oficinas principales de Registro Civil, acordar qué
funciones deben asumir los Juzgados de Paz, y determinar de forma clara quiénes deben ser los Encargados de los Registro Civiles y su personal, tras reconocerse por todos los partidos políticos que estos deben ser los Letrados de la Administración de Justicia y el personal de la Administración de Justicia. Todo ello precisa de una reforma de la Ley 20/2011 que no podía acometerse en los tres meses y medio que
quedaban antes de la declaración del estado de alerta, y ahora mucho menos.

La ley 20/2011 prevé que solo las ciudades más grandes mantengan este servicio, de forma que las vecinas y vecinos de Quart de Poblet y de otros municipios cercanos que hasta ahora usaban el registro situado en la localidad, tendrían que desplazarse a las ciudades de referencia para realizar cualquier trámite en el registro civil. Si algo ha dejado claro esta crisis son dos cosas: la necesidad de que todos los Registros Civiles estén informatizados para permitir extraer datos fiables sin tener que acudir a comunicaciones diarias, y que la concentración de medios en unos pocos Registros Civiles llevaría a su colapso, tal y como ha pasado en los grandes Registros Civiles para la práctica de las inscripciones de defunción. "Es preciso tener una amplia red de oficinas de Registro Civil, bien dotadas de personal y medios informáticos; por eso la Ley 20/2011, con su redacción actual, no vale", señalan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook