La Sindicatura de Comptes de la Comunitat Valenciana ha advertido, tras realizar una auditoría de los controles básicos de ciberseguridad de los quince mayores ayuntamientos de la Comunitat Valenciana, que los sistemas de información «están en riesgo», ya que ninguno de los estudiados consigue un nivel de «aprobado».

El síndic asegura que de los datos que ha recabado se desprende que «ninguno de los sistemas analizados alcanza el índice de madurez de los controles básicos de ciberseguridad del 80% requerido por el ente fiscalizador» y que significarían un «aprobado».

En general, concluye el defensor del pueblo valenciano, «el nivel de cumplimiento con la normativa relacionada con la seguridad de la información es bastante insatisfactorio».

El ayuntamiento que logra un índice de madurez de los controles ante los ciberataques más alto es Benidorm, con un 61,3 por ciento, seguido de Elda (52,6), Castelló (51), Alicante (48,8), València (47,5), Paterna (47,5), Alcoi (47,3), Sagunt (44,5), Sant Vicent del Raspeig (42,3) y Elx (40,7). Ya por debajo del 40% se sitúan, por este orden, Vila-real, Gandia, Orihuela, Torrent y Torrevieja, según el informe consultado por Europa Press.

El síndic alerta de que la revisión del cumplimiento de legalidad en materia relacionada con la ciberseguridad ha puesto de manifiesto que existen «incumplimientos generalizados de esa normativa», siendo el índice medio de cumplimiento del control de ciberseguridad del 44,2%.

La Sindicarura hace notar que "mantener una ciberhigiene adecuada y un sólido sistema de protección frente a las ciberamenazas es más necesario que nunca».