El Ayuntamiento de Paterna, a través de la empresa pública Gestión y Servicios de Paterna (GESPA), ha adquirido 14 nuevos vehículos eléctricos que pasan a formar parte de la flota municipal, apostando así por fuentes de energía medioambientalmente sostenibles.

De esta manera, a partir de septiembre se sustituirán los vehículos de combustible por los nuevos eléctricos, menos contaminantes, contribuyendo así a reducir las emisiones de CO2 en la ciudad.

En esta línea, el consistorio ha avalado también la creación de ocho nuevas estaciones de carga dobles para vehículos eléctricos: dos en el Parque Tecnológico y 6 en el Polígono Fuente del Jarro, en la central de AMUTIO.

Con esta íniciativa, el equipo de gobierno socialista quiere seguir reforzando las políticas encaminadas a hacer de Paterna una ciudad más inteligente y más respetuosa con el medio ambiente.

Estas acciones se suman a las ya realizadas por el consistorio en los últimos meses para seguir reduciendo las emisiones de CO2, como es la adquisición de vehículos híbridos y eléctricos para la Policía Local de Paterna o la instalación de placas fotovoltaicas en centros escolares del municipio, promoviendo así el uso y consumo de energías más limpias.