La heladería Obulco de Xirivella ha sido víctima de un bulo sobre un supuesto brote de coronavirus, que se habría difundido en redes sociales, según ha informado el ayuntamiento. Por este motivo, el alcalde Michel Montaner ha acudido este martes por la mañana la establecimiento a tomarse un café para apoyar a su dueño y pedir que no se difundan bulos.

Según Montaner ha informado en redes sociales, Obulco "ha sido víctima en las últimas horas de un ataque inaceptable y de mal gusto" al publicarse "un supuesto brote" en este negocio. En la información difundida, se indicaba que el Ayuntamiento de Xirivella había ordenado a la Policía Local que localizara a la clientela para someterla a las pruebas de PCR, según el alcalde. Todo indica que ningún dato es cierto.

"Quien hace bromas de este tipo debe saber el daño que puede llegar a causar. A Gregorio (el propietario) le han llamado sus clientes, indignados y preocupados a la vez. El menoscabo para la imagen de su negocio es evidente", insiste el alcalde, quien asegura que se ha personado en el local para demostrar que es todo falso y dar su apoyo al negocio. "Confío en que este tipo de bromas se corten de raíz en Xirivella ya que la situación para el comercio local ya es bastante complicada", insiste el alcalde.