Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medioambiente

La Pobla propone al Consell crear una junta de usuarios para controlar los vertidos

La población que alberga el emisario submarino cree que es la mejor medida para evitar el cierre de playas por bacterias

Imagen de la EDAR de la Pobla de Farnals donde se tratan los vertidos de muchos municipios de l'Horta Nord. l-emv

El Ayuntamiento de la Pobla de Farnals ha propuesto al Consell (en concreto, a la dirección general del Agua) la constitución de una junta de usuarios integrada por algunos municipios cuyos residuos son tratados en la Entidad Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de esta localidad de l'Horta Nord. El objetivo último es evitar que se produzcan vertidos incontrolados al mar como los que obligaron a cerrar algunas playas el verano pasado por presencia excesiva de E.coli (una bacteria procedente de desechos fecales).

Esta propuesta se ha realizado en forma de alegación al procedimiento de regularización de la autorización de vertido tratamiento de aguas residuales en la EDAR, emitido por la dirección general del Agua, que aprobó el pleno de la Pobla de Farnals, ya que el ayuntamiento de este municipio es el titular del emisario submarino por donde se realizan los vertidos al mar.

No es la primera vez que el control de vertidos se realiza entre varios pueblos. El tratamiento y depuración de las aguas residuales que van a la EDAR de la Pobla de Farnals se ha venido realizando de forma conjunta por los ayuntamientos que formaban parte de la Mancomunidad de l'Horta Nord (Albuixech, Emperador, La Pobla de Farnals, Massalfassar, Massamagrell,Museros, Puçol, el Puig y Rafelbunyol). Al haberse eliminado de sus estatutos la competencia en materia de saneamiento y depuración, por dejar Albalat de verter en la EDAR, son ahora los propios ayuntamientos, de forma individual, los que ostentan las citadas competencias y, por tanto, son los titulares de la autorización de vertidos de sus aguas residuales.

Sin embargo, la intención del Ayuntamiento de La Pobla e continuar tratando y depurando las aguas residuales de forma conjunta con el resto de consistorios, para una mayor coordinación y una mejor prestación de este servicio fundamental.

«Los pueblos costeros como el Puig o nosotros no queremos que nos pase como el año pasado, queremos playas limpias y, para conseguirlo, debemos controlar todo el proceso de vertidos. Hay municipios que no tienen capacidad para absorber todos esos residuos y se alivian en las acequias que vierten directamente al mar sin pasar por la depuradora. Con la junta de usuarios, podemos coordinar las actuaciones y mejorar el control desde el inicio», explica el alcalde de la Pobla, Enric Palanca. «Además, se ahorrarían costes y tendríamos más fuerza a la hora de pedir inversiones», añade. Tanto la Pobla como el resto de municipios esperan la respuesta afirmativa de la dirección general del Agua, que es la competente para poder crear esta junta de usuarios de la EDAR.

Compartir el artículo

stats