30 de julio de 2020
30.07.2020
Levante-emv
Patrimonio

Meliana presume de mosaico Nolla

Más de 200 personas visitan la planta baja expositiva del Palauet en sus dos primeros fines de semana abierto al público

29.07.2020 | 20:48

Aunque más tarde de lo previsto por la pandemia del coronavirus, el Palauet de Nolla por fin ha abierto sus puertas y lo ha hecho con gran éxito. Durante sus dos primeros fines de semana abierto al público han sido 200 personas, la mayoría de Meliana y alrededores, las que han podido contemplar este gran tesoro patrimonial que el ayuntamiento ha conseguido poner en valor gracias a un duro proceso de rehabilitación, aún en marcha. Tal ha sido la expectación que incluso ya el Palauet ha albergado una boda civil, que habitualmente se realizaba en el ayuntamiento

En concreto, la zona visitable es la planta baja, que alberga un espacio expositivo con imágenes del proceso de rehabilitación donde se puede comprobar el antes y el después de este edificio. También hay una parte dedicada a fotos antiguas de cuando el 'palauet' lucía en todo su esplendor. Estas obras de rehabilitación realizadas con el programa de recuperación del patrimonio, impulsado por la Generalitat por medio de fondos europeos Feder, fueron presentadas ayer por el alcalde Josep Riera, acompañado por el concejal de Cultura, Josep Mateu y la arquitecta municipal, Cristina Alonso. En esta fase se ha invertido un total de 610.000 euros, de los cuales, 252.000 corresponden a fondos europeos y el resto a una subvención de diputación y fondos propios municipales.

«Estamos muy contentos con la acogida que ha tenido su apertura. De momento solo se puede visitar concertando cita y en grupos de 15 personas, por un tiempo de una hora. Al tener los dos audiovisuales explicativos, por ahora no nos hace falta guía», explica el alcalde, quien asegura que están trabajando para recibir visitas escolares entre semana a partir de septiembre.

Sin embargo, sin quitar mérito a la muestra fotográfica, es el propio 'palauet' del siglo XIX en sí una propia exposición. No en vano Miguel Nolla, antepasado de Rita Barberá y propietario de la empresa de azulejos que estaba justo al lado y que ahora es propiedad de Schneider, utilizaba este chalet como un «showroom» para mostrar a sus clientes, muchos de ellos de la alta nobleza, la belleza y las posibilidades de su producto . Es por eso que sorprende la cantidad y variedad de mosaicos que hay. Aprovechó cada estancia, pasillo o escalera para poner nuevos azulejos, cada uno de mayor belleza. De momento solo se han podido rehabilitar algunos de la planta baja, donde se encuentra la capilla, con ese color verde azulado tan especial.


Mosaico ascendente

Si bien ya sorprende la planta baja, la primera planta, aún cerrada al público, ofrece un sinfín de posibilidades. La propia escalera por la que se accede está adornada con un mosaico ascendente tanto en la pared, como en los propios escalones, aun por rehabilitar. Los increíbles mosaicos del suelo se complementan con las pinturas de los techos, los ornamentos y las grandes puertas de madera, algunas correderas, gran novedad para su tiempo. «Esperamos poco a poco ir rehabilitando para poder abrir la primera planta. Hemos tenido la suerte de contar con grandes profesionales, los mejores, pero queremos mantener los azulejos como los originales y es cada vez más difícil encontrar a empresas que puedan hacerlos», explica la arquitecta.

En la segunda planta destacan las vigas de madera - «algunas tiene las firmas que nos han permitido saber quienes y cuándo se hicieron», señala Alonso-, que también se han mantenido algunas y luego la joya de la corona es la torreta, desde donde se puede contemplar otro de los tesoros de Meliana, su huerta. El consistorio pretende poner una tela para evitar la entrada de palomas cuyos excrementos están deteriorando la torreta.

Independientemente del interior del Palauet, Meliana también pone en valor el patio «que nos permitirá desplegar una programación cultural propia, como la que estamos preparando para septiembre y octubre llamada Mosaicos de Música», explica el edil de Cultura, Josep Mateu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook