Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Horta Nord

Los recursos judiciales han impedido instalar 11 ascensores en un complejo

La administración de Sabas niega la falta de diligencia y critica la «extrema lentitud de la justicia» en los casos

Diversos procedimientos judiciales han impedido hasta ahora y después de una década, instalar 11 ascensores en el complejo Sabas de la Pobla de Farnals. Esta es la razón y no la mala gestión, según defiende la administración de los edificios, tras las quejas de diversas familias.

El administrador, Antonio García, explica que la instalación de ascensores formaba parte de un proyecto integral que obtuvo licencia municipal en 2010. Aunque la mayor parte se ejecutó, queda por completar el refuerzo de una viga por la negativa del responsable de un establecimiento, lo que ha supuesto un proceso judicial de varios años, con sentencia reciente a favor de la comunidad. Asimismo, otros tres propietarios han interpuesto demandas para impedir la instalación de los ascensores, que han sido desestimadas. No obstante, la dilación de los tiempos judiciales ha provocado que el ayuntamiento caducara la licencia. «El Complejo ha actuado con la máxima diligencia, si bien se ha visto retrasado por las demandas interpuestas, la actitud impeditiva de algunos propietarios y la extrema lentitud de la justicia», indica García.

Respecto a las quejas sobre la falta de limpieza en los alrededores de una higuera, «cuando maduran los higos caen al suelo, y a pesar de que el conserje todas las mañanas riega y limpia, hay quien los pisa manchando el suelo».

Otra crítica se debía a la clausura de los baños infantiles. El administrador asegura que llevan cerrados más de 10 años «ya que era el aseo que utilizaba el socorrista cuando era obligatoria su contratación» y dado que en el Club Social existen otros dos aseos, uno de señoras y otro de caballeros, «que se encuentran en perfecto estado de uso».

El club social y los baños están ahora cerrados por el uso indebido que en fase dos hicieron algunos propietarios «excediendo los aforos permitidos e incumpliendo todas las normas de higiene, sin consentimiento de la Junta Rectora ni del administrador».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats