Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Formación

Culminan las escuelas de verano

Más de medio millar de escolares disfrutan de las clases estivales de Paterna, Catarroja y Puçol

Un total de 105 niños y niñas de Infantil y Primaria disfrutaron de «Concilia l'Estiu» de Puçol. sergio maestro

Tras el inexistente final de curso a consecuencia de la pandemia del coronavirus, algunas localidades como Paterna, Catarroja o Puçol decidieron seguir adelante con las tradicionales escuelas de verano uuna vez ya levantado el estado de alarma. Escuelas que a poco más de una semana para el inicio del curso escolar hacen balance después de que hayan pasado más de medio millar de alumnos y alumnas, algo que ha permtido la conciliación familiar y también ha servido a los más pequeños para retomar rutinas cortadas drásticamente en marzo por la Covid-19.

En Paterna, 400 niños y niñas han disfrutado de seis semanas de actividades en siete centros municipales. «Un año más, el servicio de Escola d'Estiu que ofrece el ayuntamiento ha permitido a cientos de familias paterneras conciliar la vida laboral y familiar, ofreciendo un espacio seguro donde los menores han podido disfrutar de todo tipo de actividades con todas las garantías de seguridad sanitaria», explica el concejal de Atención a la Infancia y Educación, David Fortea.

Y es que, este año, se han adaptado los protocolos para cumplir con las recomendaciones preventivas de Sanidad como la toma de temperatura diaria a todo el alumnado, la desinfección de zapatillas o el lavado de manos con gel hidroalcohólico.

Los 105 alumnos del programa Concilia l'Estiu de Puçol -55 de infantil y 50 de Primaria-han disfrutado de un mes de julio repleto de juegos, talleres y, en definitiva, un sinfín de aventuras pirata concebidas para su disfrute, aprendizaje y diversión. Todo ello, dentro de un programa concebido para facilitar la conciliación laboral que ha cumplido con éxito todas sus expectativas. A estos hay que añadir lso 150 alumnos que han participado en los cinco campus deportivos desarrollados por clubes deportivos de la localidad. «Se han superado con creces todas las expectativas», apunta Laura Romeu, técnico de Bienestar Social del Ayuntamiento: «La asistencia ha sido la esperada, se han respetado todas las normas y recomendaciones de seguridad y las familias han quedado muy contentas», añade.

La apuesta del Ayuntamiento de Catarroja por organizar l'Escola d'Estiu en una situación complicada por la situación actual ha demostrado ser un éxito. Durante las 6 semanas de duración, este año se ampliaba por primera vez a dos semanas del mes de agosto, se han completado las plazas, llegando a picos de 154 alumnos durante una semana. Una apuesta importante que desde la concejalía de infancia, adolescencia y juventud ha tenido un denominador común para su celebración, la seguridad de las familias e integrantes del equipo educativo.

«En todo momento las familias y en especial los más pequeños, han comprendido que el escenario actual era especial, cumpliendo en todo momento las normas a seguir y colaborando con los monitores en el cumplimiento de las mismas, por lo que es de aplaudir su predisposición», explica el edil Miquel Verdeguer.

Compartir el artículo

stats