La Unió Esportiva Alaquàs i Walter ha comunicado a las familias del alumnado de la escuela municipal, que gestionaba hasta el pasado curso, que no se devolverá el dinero de las cuotas, aunque se suspendió la actividad en marzo. El club indica que «el importe anual que se paga de cuota por cada alumno, en ningún caso se puede dividir por meses, ya que hay una partida de gastos fijos que se desembolsa y que no tiene relación alguna con el número de meses de entrenamientos y competición». Así, a principio de temporada se paga a la federación de fútbol la inscripción de los equipos, la ficha federativa de jugadores, entrenadores y delegados y la mutualidad. De este importe, «que es una de las partidas más importantes», la federación no ha devuelto nada, a pesar de haber cesado la competición.

Además, la ropa de entrenamiento y de juego se entregó a todos los jugadores, «con lo cual, el gasto fue el mismo, independientemente del tiempo que la hayan usado». Igual pasa con el material deportivo que se renovó para la temporada, así como el material necesario para el fisoterapeuta.

Dado que el club no impone la venta de lotería, se financia con publicidad de comercios y «algunos no pudieron terminar de realizar sus pagos» por la crisis. También ha crecido el gasto en sanciones federativas porque un equipo no compareció a un partido.

Y aunque se haya reducido el gasto en arbitrajes de los partidos oficiales no jugados (3 o 4, dependiendo de las categorías) algunos equipos habían realizado ya más partidos amistosos de los previstos para toda la temporada.