30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un sombrero para empoderarse

La activista Concha Martínez emprende un proyecto fotográfico en diferentes localidades con mujeres usando este complemento

Mujeres que participaron en la primera sesión fotográfica realizada por Concha Martínez en Xirivella.

Mujeres que participaron en la primera sesión fotográfica realizada por Concha Martínez en Xirivella. c. m.

Fiel a su necesidad de seguir indagando en el feminismo, la activista de Benetússer Concha Martínez ha querido usar su pasión, la fotografía, para poder realizar el proyecto «Mujeres con sombrero». Se trata de una serie de sesiones fotográficas realizadas con distintas mujeres en lugares diferentes de la provincia de València con el sombrero como único denominador común.

«Estaba en un momento de replantearme, a mis 54 años, que quería hacer que me hiciera feliz, que no fuera un proyecto a largo plazo porque tengo esclerosis múltiple, pero que me llenara personalmente desde el espacio de la fotografía. Me encanta el retrato, tengo mucha relación con mujeres y así se me ocurrió 'Mujeres con sombrero'»,confiesa Concha Martínez, quien explica por qué decidió que este trabajo girase en torno a este complemento para la cabeza. «El sombrero tiene para mí, sobre todo en las mujeres, un cierto aire revolucionario, desinhibidor, colorista y, en ocasiones, intimista con el que quiero experimentar. Igualmente me interesan los turbantes y las distintas prendas para la cabeza que cada cultura implementa y configura como seña de identidad», explica.

Antes de llevar a cabo este proyecto Concha Martínez indagó sobre la historia del sombrero, «que ya aparece en los egipcios, de hecho era una prenda que utilizaban los esclavos cuando eran liberados y por ejemplo las mujeres africanas se lo ponían los domingos para ir a misa, donde vestían sus mejores galas después de una semana de duro trabajo doméstico y lo usaban como herramienta de empoderamiento», destaca.

Todo eso hizo que Concha Martínez pusiera un anuncio en su cuenta de Facebook, sin demasiadas pretensiones, pidiendo colaboración a alguna mujer que deseara hacerse una foto con sombrero. Lo que no esperaba Concha es recibir en menos de 24 horas, 60-70 mensajes de mujeres de A Coruña, Madrid, Extremadura, Alicante y València.«Ha sido algo increíble», recuerda.

De momento, ha podido hacer tres grupos de 7-8 personas para tres sesiones diferentes. La primera fue en Xirivella, otra en el MUMA (Museo Municipal de Alzira) y la última en los Viveros de Valéncia, aunque realmente no será la última ya que la agente de Igualdad del Ayuntamiento de Paiporta ha mostrado interés por el proyecto y estima oportuna la participación del Consell de Dones, «aunque aún no hay nada cerrado», matiza Concha.

«Lo mas interesante es el proceso, desde el posado de la idea de las mujeres de cómo tenemos que posar ,que es lo que nos vende la publicidad, al que propicia un clima de encuentro de mujeres y que poco a poco hace que nos quitemos esas capas, ese condicionamiento del posado al uso para pasar a mostrar lo que realmente somos. No solo buscamos la foto bonita sino la foto rebelde», relata Martínez, quien de momento solo aspira a ir colgando sus sesiones fotográficas en las redes sociales.

«Sería genial poder hacer una exposición, pero hay que tener en cuenta que es un proyecto sencillo. Trabajo con medios limitados, con una cámara no profesional y un trípode reciclado de un desguace», concluye Martínez.

Compartir el artículo

stats