Bonrepòs i Mirambell ha aprobado, por unanimidad, la Ordenanza Reguladora de las Instalaciones Solares Fotovoltaicas, que se aplicará a los bienes inmuebles situados en el término municipal, así como bonificaciones en la instalación de placas solares. Una apuesta del Ayuntamiento por la incorporación de la energía renovable en el municipio, que, en parte, estará impulsada por la estrategia Reacciona de la Diputació de València. De esta manera, siempre y cuando, de acuerdo con la normativa, la instalación de placas fotovoltaicas no sea obligatoria en un edificio, las bonificaciones se aplicarán en los siguientes impuestos: un 40% de la cuota en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para vivienda residencial y un 15% para locales comerciales, durante 5 años, en los que se hayan instalado sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar; un 20% de la cuota del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) durante 3 períodos impositivos para aquellas empresas que instalen placas fotovoltaicas; y un 95% de la cuota del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) en las cuales se incorporen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía proveniente del sol. Asimismo, en el marco de la estrategia Reacciona Bonrepòs i Mirambell ha presentado tres actuaciones a subvencionar. La primera de ellas para la instalación de una planta fotovoltaica de autoconsumo en el edificio de Multiusos. El municipio ya cuenta con este tipo de placas en el ayuntamiento, Centro Cívico, en las instalaciones del campo de fútbol, en el Colegio y en el Polideportivo.