El sindicato CSIF denuncia la falta de suministro de agua en el edificio que alberga los juzgados de Mislata, que ha empeorado con el precintado del servicio. La central sindical advierte de la gravedad de la situación, especialmente en plena pandemia, cuando hay que incrementar las medidas de limpieza, y exige a Conselleria de Justicia que se ponga al día en el pago y que el suministro quede restablecido. El sindicato explica que este hecho afecta a 45 empleados públicos y a los usuarios. Desde la empresa suministradora explican que el servicio está reestablecido después del proceso de alta y baja por las obras realizadas en el juzgado.