La Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET) ha denunciado la falta de plazas de aparcamiento para vehículos pesados en la provincia de Valencia, y en concreto han identificado siete poblaciones del área metropolitana donde es "imposible" aparcar.

    Estos municipios son Alboraia, Burjassot, Massamagrell, Mislata, Picassent, Rafelbunyol, Torrent y la propia ciudad de València en sus afueras, según ha indicado la FVET, que demanda que se habilite suelo público para este uso y se acondicione para garantizar unas condiciones mínimas, como que la zona esté vigilada y cuente con áreas de descanso, servicios y aseos.

    En todas esas poblaciones el tráfico rodado de vehículos pesados es necesario al haber polígonos industriales en sus alrededores y actividad continuada de carga y descarga.

    Fuera del entorno metropolitano, la federación señala Alberic y Riba-roja como otros lugares con problemas de espacios de aparcamiento para los camiones.

    La flota de camiones que necesita de este servicio básico supera las 5.000 unidades, según el secretario de la FVET, Carlos García, que explica que la falta de plazas condiciona el trabajo de los transportistas por que pierden tiempo buscando un aparcamiento en condiciones o se arriesgan a dejar su vehículo en zonas no habilitadas, una situación que afecta sobre todo a las empresas medianas y pequeñas que no tienen bases propias.

    La patronal del transporte de mercancías por carretera considera necesario agilizar la implantación de este tipo de dotaciones relevantes para el sector y va a trasladar esta información a la Administración, a la que pide que se saque suelo público para este uso.

    La identificación de las zonas con falta de plazas de aparcamiento es fruto de las respuestas a una encuesta que FVET realizó recientemente entre sus asociados y cuyas conclusiones se han presentado en la reunión de la Junta Directiva de la Federación celebrada esta semana.