Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las AAVV de Xirivella reiteran su rechazo a la reforma de la V-30

La federación considera que acometer ahora una obra es trocear el polémico proyecto

Las AAVV de Xirivella reiteran su rechazo a la reforma de la V-30

Las AAVV de Xirivella reiteran su rechazo a la reforma de la V-30

La Federación de Asociaciones Vecinales de Xirivella ha salido al paso de la licitación del proyecto de un tramo de la V-30 para volver a mostrar su oposición la ampliación que en su día impulsó el Ministerio de Fomento. Para la entidad, la parte que se licita, si bien no hace referencia a los principales aspectos que causaron el rechazo, supone «trocear» el proyecto, que no ha sido oficialmente descartado con el cambio de Gobierno, por lo que no se modifica su postura en contra.

«Sabemos que este es el primer paso. A continuación ampliarán los carriles de V-30 que van paralelos a la Avenida del Turia de nuestra población, acercándose peligrosamente a las viviendas de esta vía», denuncian.

«Queremos saber cómo se puede compensar el perjuicio que se le causará a el Barrio de la Luz y a la zona de Vicentica la Serrana, invadiendo parte de los terrenos que le separan de la V-30 y transitando los camiones por una rampa que pasará a escasos metros de los balcones y ventanas de sus viviendas», insisten.

Las asociaciones vecinales han recordado la movilización del 29 de marzo de 2017 en Xirivella, que estuvo respaldada «por el Ayuntamiento y por dirigentes de los partidos que gobiernan en España y en la Comunitat Valenciana».

Frente a su apuesta por el transporte público de viajeros y por el ferrocarril para el transporte de mercancías, la federacion considera que el proyecto de remodelación de la V-30 se ejecuta para dar servicio a la ampliación del Puerto de València y la salida de sus camiones , «duplicando el tráfico, aumentando la contaminación y el peligro para la ciudadanía que vivimos alrededor» de esta gran infraestructura.

Las asociaciones vecinales han recordado la cantidad de impactos que ya recibe la ciudad. « Invadieron nuestro pequeño término con el Nuevo Cauce del Túria y nos pusieron la V-30; ampliaron el aeropuerto y somos la ciudad que más ruido soporta; nos cortaron las dos líneas de tren que pasan por la población para construir el metro al aeropuerto y el AVE; la recuperación de la conexión en ferrocarril con la Estación del Norte de València, diez años después, supone hacer el trayecto en 30 minutos en vez los 10 que duraba, por no hablar del excesivo precio de los billetes, las malas frecuencias y las suspensiones de convoyes», enumeran.

Compartir el artículo

stats