El Consell ha querido informarse de primera mano de la situación que atraviesa el apartahotel l’Áncora de la Pobla de Farnals, en la actualidad paralizado por vía judicial, tal como informa Levante-EMV este jueves, después de que el ayuntamiento realizara una venta forzosa a través de una subasta tras estar más de 30 años paralizado por desacuerdos entre sus cerca de 80 propietarios.

El director general de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (Evha) , Alberto Aznar, acompañado del director general de Urbanismo, Vicente García y del director de Calidad y Eficiencia Energética Alberto Rubio se han reunido con el alcalde Enric Palanca y los técnicos urbanísticos en el ayuntamiento, para interesarse por el todo el proceso, desde el abandono por parte de los propietarios tras un problema en el uso del suelo, calificado como terciario y no como residencial, pasando por la subasta con una precio incial de 1,5 millones de euros, la venta forzosa por 1.856.000 euros a Real State Systems que se compromete a la realización de un hotel en dos años, hasta llegar a la actual paralización del proceso por la estimación de una sentencia a favor de una sociedad mercantil, Vanes SA , que es copropietaria del edificio.

“Esta visita supone un buen espaldarazo de la administración a este proceso, ya que ha reconocido que el Ayuntamiento de La Pobla de Farnals ha sido pionero en este tipo de procedimiento que sirve para acabar con el problema de solares abandonados, ya que hay muchos otros Áncoras en la comunitat valenciana que requieren una solución y han venido a encontrarla aquí”, explica el alcalde.

Según el primer edil, desde la Generalitat Valenciana han visto la necesidad de impulsar proyectos de uso público del terreno, y sobre todo de la necesidad que que todos los actores, políticos, judiciales y empresariales se sensibilicen con al función social de la propiedad. , la función social de la propiedad. “El fondo de la cuestión está en la conflictividad entre el derecho de la propiedad,y la necesidad social del suelo”, aclara Palanca.

El análisis del proceso que está viviendo La Pobla con el apartahotel l’Áncora, según el alcalde, servirá de guía al Consell para abordar otros casos similares y también para darse cuenta de la necesidad de abordar un cambio de legislación, ya que, “en muchos casos como en éste se está abusando de lo s errores del actual sistema jurídico en torno a la propiedad”. Para Palanca, el fondo de la cuestión que no se ha juzgado aquí son los 30 años de especulación y abandono que sufrió este edificio provocando muchas molestias entre los vecinos, y “eso es debido a que hay una interpretación muy garantista del derecho a la propiedad, y hay que ver de qué manera se tiene que hacer modificaciones en al legislación para compatibilizarlo con el derecho del uso social cuando estamos hablando de suelos de tipo terciario o industrial”, remarca.