La parroquia de San Antonio Abad de la localidad valenciana de Rafelbunyol está llevando a cabo los trabajos de restauración de tres de sus seis campanas, fundidas todas en el siglo XX, concretamente las de mayor peso, con 709, 496 y 343 kilos, respectivamente.

 

Las campanas, que fueron bajadas con una grúa, se encuentran en los talleres de la empresa “Relojes y Campanas Monumentales”, con sede en Rafelbunyol, donde se está realizando la restauración que consiste en la sustitución de los yugos de hierro por unos de madera de perfil valenciano y de los motores de tiro por unos de impulso electrónico, ha confirmado el párroco Manuel A. Romero.

 

La intervención, que también incluye dotar a las campanas de ballestas para facilitar el volteo manual, finalizará “a principios de noviembre para, después, volver a subir las campanas al campanario”, ha añadido.

Bajada de las campanas de Rafelbunyol

 

Las tres campanas que se van a restaurar son “Mare de Déu del Miracle”, que pesa 709 kilos, tiene un diámetro de más de un metro y fue fundida en 1993; y dos más fundidas en 1940, llamadas “Sant Antoni Abat” y “Sants de la Pedra”, con 496 y 343 kilos, respectivamente.

 

El conjunto del campanario lo completan la “Campana del Rellotge”, con 254 kilos, que es la más antigua, de 1928; “Sant Josep”, de 96 kilos; y la más pequeña, la “Campana de senyals”, que sólo pesa 37 kilos y tiene un diámetro de 40 centímetros.